Factura proforma: 5 consejos clave para optimizar tus transacciones comerciales

Factura proforma: 5 consejos clave para optimizar tus transacciones comerciales

¿Qué es realmente una factura proforma y por qué es fundamental en el mundo empresarial? ¿Cuál es su función principal y cómo difiere de una factura comercial estándar? Descubre en este artículo todo lo que necesitas saber sobre este documento crucial en el proceso de transacciones comerciales. ¡Sigue leyendo para conocer todos los detalles!

1. Factura profarma: ¿Qué es?

Una factura proforma es un documento comercial que detalla los productos o servicios que se proporcionarán a un cliente, junto con su precio y otros términos y condiciones, de manera preliminar. Aunque se asemeja a una factura tradicional, la factura proforma no tiene validez fiscal ni contable, ya que no constituye una solicitud de pago ni un registro de una transacción real. Más bien, se utiliza como una herramienta informativa y de negociación en el proceso de venta, especialmente en situaciones donde se requiere claridad sobre los términos antes de la formalización de la transacción.

En esencia, la factura proforma actúa como una oferta formal que describe los bienes o servicios ofrecidos, incluyendo detalles como la cantidad, la descripción, el precio unitario y el total, así como los términos de entrega y pago. Es importante destacar que una vez que el cliente acepta los términos de la factura proforma, se puede proceder a la emisión de una factura comercial, que sí tiene valor fiscal y legal.

1.1 ¿Para qué sirve la factura proforma?

El propósito principal de una factura proforma es proporcionar información detallada sobre una transacción propuesta antes de que se finalice la venta. Entre las funciones clave de la factura proforma se encuentran:

  • Establecer las condiciones: Permite a ambas partes (vendedor y comprador) entender y acordar los términos y condiciones de la transacción antes de comprometerse oficialmente. Esto incluye detalles como el precio, la cantidad, la calidad y otros aspectos relevantes, lo que resulta de gran utilidad para planificar presupuestos y evaluar la viabilidad de la transacción.
  • Facilitar la toma de decisiones: Al proporcionar una vista previa de la transacción, la factura proforma ayuda a los clientes a tomar decisiones informadas sobre la compra, especialmente en situaciones donde se requiere aprobación interna o comparación con otras ofertas.
  • Negociación: Sirve como base para la negociación de precios, condiciones de pago, términos de entrega y otros aspectos relevantes. Las partes pueden discutir y ajustar los términos de la factura proforma según sea necesario antes de llegar a un acuerdo final.
  • Documentación para trámites aduaneros y financieros: En transacciones internacionales, la factura proforma puede ser requerida por las autoridades aduaneras como parte de la documentación necesaria para la importación o exportación de bienes. También puede ser utilizada por los compradores para obtener financiamiento.

1.2 Importancia de la factura proforma en las transacciones comerciales

La factura proforma desempeña un papel crucial en las transacciones comerciales, especialmente en los siguientes aspectos:

  • Transparencia y claridad: Proporciona a ambas partes una comprensión clara de los términos y condiciones de la transacción, lo que ayuda a prevenir malentendidos y disputas futuras.
  • Seguridad para el vendedor: Permite al vendedor presentar una oferta formal y vinculante al cliente sin comprometerse completamente. Esto proporciona cierta seguridad al vendedor, ya que puede evaluar el interés del cliente antes de proceder con la transacción.
  • Facilita la planificación: Tanto para el vendedor como para el comprador, la factura proforma proporciona información anticipada sobre los costes y la disponibilidad de los productos o servicios, lo que facilita la planificación financiera y logística.

2. Aspectos legales y regulatorios de la factura proforma

Los aspectos legales y regulatorios relacionados con la factura proforma varían según el país y la región, pero existen ciertas consideraciones comunes que los negocios deben tener en cuenta al emitir este tipo de documento:

  • Legislación comercial: En muchos países, las leyes comerciales regulan la emisión de facturas proforma, estableciendo requisitos y estándares que los negocios deben cumplir al utilizar este tipo de documento en transacciones comerciales.
  • Normativas aduaneras:  En el ámbito internacional, las normativas aduaneras pueden requerir la presentación de una factura proforma como parte de la documentación necesaria para el despacho de mercancías a través de las aduanas. Estas regulaciones pueden variar según el tipo de bienes, el destino y otros factores.
  • Normativas fiscales: Aunque la factura proforma no tiene valor fiscal, es importante que las empresas cumplan con las normativas fiscales al emitir este documento, asegurándose de incluir la información necesaria para fines de registro y reporte fiscal.

2.1 Requisitos legales para la emisión de factura proforma

Los requisitos legales para la emisión de facturas proforma pueden incluir los siguientes aspectos:

  • Encabezado y título: La factura proforma debe llevar el título “Factura Proforma” de forma visible para evitar confusiones con las facturas comerciales.
  • Información del emisor: Debe incluir los datos de identificación del negocio emisor de la factura proforma.
    • Nombre comercial o razón social.
    • Número de Identificación Fiscal (NIF).
    • Domicilio fiscal.
    • Datos de contacto.
    • Además, si la operación se realiza dentro de la Unión Europea, es necesario incluir el número de IVA comunitario.
  • Detalles del destinatario: Debe especificar los datos del cliente o destinatario, incluyendo su nombre, dirección y otros detalles relevantes para la identificación y contacto.
  • Descripción de los bienes o servicios: Debe proporcionar una descripción clara y detallada de los productos o servicios ofrecidos, incluyendo la cantidad, la calidad y cualquier otra especificación relevante.
  • Precio y condiciones de pago: Debe indicar el precio unitario de cada ítem, así como el total a pagar. Además, debe establecer claramente las condiciones de pago, como el plazo y el método de pago aceptado.
  • Fecha de emisión y validez: Debe incluir la fecha en que se emitió la factura proforma, así como la fecha de validez, que indica hasta cuándo los términos y condiciones propuestos son válidos.
  Beneficios sociales y su importancia en el entorno laboral

2.2 Implicaciones aduaneras

Las implicaciones fiscales y aduaneras de la factura proforma varían según la jurisdicción y la naturaleza de la transacción, pero es importante considerar los siguientes aspectos:

  • Valoración aduanera: En el contexto del comercio internacional, la factura proforma puede ser utilizada por las autoridades aduaneras para determinar el valor de los bienes importados o exportados, lo que puede afectar los aranceles y los impuestos aduaneros aplicables.
  • Registro y reporte fiscal: Aunque la factura proforma no tiene valor fiscal, es importante que las empresas mantengan registros precisos de todas las transacciones comerciales, incluyendo las facturas proforma emitidas y recibidas, para fines de registro y reporte fiscal.
  • Cumplimiento normativo: Las empresas deben asegurarse de cumplir con todas las regulaciones fiscales y aduaneras aplicables al emitir facturas proforma, incluyendo la correcta clasificación de los bienes o servicios, la declaración precisa de los valores y la presentación oportuna de la documentación requerida por las autoridades competentes.

2.2.1 Tipos de impuestos en aduanas

A continuación, se detallan cada uno de los impuestos relacionas con las aduanas y su aplicación:

  • Impuesto General de Importación (IGI): El IGI se calcula en función de la fracción arancelaria de la mercancía. Esta fracción es un código numérico que clasifica los productos según su naturaleza, uso y materiales. Cada país tiene su propia nomenclatura arancelaria. El IGI puede variar según el tipo de producto y su origen. Es importante consultar la legislación aduanera específica para determinar la tasa aplicable.
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA): El IVA es obligatorio para las importaciones en territorio nacional. Se aplica al valor total de la mercancía, incluyendo el precio de compra, los gastos de transporte y otros costes asociados. La tasa de IVA también varía según el país y el tipo de bien importado. Algunos productos pueden estar exentos o tener una tasa reducida.
  • Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN): El ISAN se aplica específicamente a la importación de automóviles nuevos. Su objetivo es gravar la entrada de vehículos al país. La tasa de ISAN depende del modelo, marca y características del automóvil. Es importante verificar la normativa local para conocer los detalles.
  • Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS): El IEPS se cobra por la producción, venta o importación de ciertos bienes y servicios específicos. Puede aplicarse a productos como alcohol, tabaco, combustibles, bebidas azucaradas, entre otros. La tasa de IEPS varía según el producto y su impacto en la salud o el medio ambiente.
  • Derecho de Trámite Aduanero (DTA): El DTA se genera por operaciones aduaneras con pedimentos o documentos correspondientes. Es una tarifa que cubre los servicios aduaneros prestados durante la importación o exportación. Incluye actividades como la revisión de documentos, inspección de mercancías, almacenamiento temporal, entre otros.

Es importante consultar la legislación aduanera específica de cada país para obtener detalles precisos sobre estos impuestos y sus tasas aplicables. Además, hay que tener en cuenta que las regulaciones pueden cambiar con el tiempo, por lo que siempre es recomendable mantenerse informado sobre las últimas actualizaciones normativas.

Aspectos legales y regulatorios de la factura proforma

3. Diferencias entre factura proforma y factura comercial

Es importante conocer las diferencias entre la factura proforma y la factura comercial, es esencial para una gestión efectiva en el ámbito comercial, ya que ayuda a evitar malentendidos, garantiza una comunicación clara entre las partes y facilita el cumplimiento de las obligaciones legales y fiscales. Por ello, a continuación, ampliamos este punto para comprender mejor cada tipo de factura y cómo se utilizan en el contexto de las transacciones comerciales.

3.1 Factura proforma: aspectos clave

Como hemos visto, la factura proforma es un documento preliminar que se emite antes de que se complete una transacción comercial. Sus características principales son:

  • La factura proforma no tiene validez fiscal. Es un documento informativo que proporciona una estimación del coste de un producto o servicio antes de que se realice la venta.
  • Se emite antes de la transacción comercial real. Sirve como un presupuesto o muestra detallada de los productos o servicios ofrecidos, junto con sus precios y condiciones.
  • Es útil para presupuestar proyectos y proporcionar información al cliente sobre costes futuros. Sin embargo, no puede usarse como comprobante de pago ni para fines contables.
  • Los términos y condiciones de una factura proforma suelen ser negociables y pueden ajustarse según las necesidades del cliente y las circunstancias específicas de la transacción.

3.2 Factura comercial: aspectos clave

La factura comercial, por otro lado, es un documento legalmente vinculante que se emite después de que se ha completado una transacción comercial. Sus características principales son:

  • La factura comercial tiene valor fiscal y contable. Sirve como evidencia legal de la venta de bienes o servicios y como base para la contabilidad financiera y fiscal de la empresa.
  • Al recibir una factura comercial, el cliente está legalmente obligado a realizar el pago correspondiente por los bienes o servicios recibidos, de acuerdo con los términos y condiciones establecidos en la factura.
  • La factura comercial se utiliza para registrar oficialmente la transacción en los libros contables de la empresa. Esto incluye información detallada sobre los bienes o servicios vendidos, los precios, los impuestos aplicables y otros términos y condiciones relevantes.
  • Los autónomos y empresas están obligados a emitir facturas correctamente. El incumplimiento puede acarrear problemas legales y fiscales.

En resumen, ambas facturas comparten similitudes en su contenido, pero difieren en su naturaleza y propósito. Mientras que la factura proforma actúa como un borrador preliminar que precede a la factura final y ofrece un nivel de detalle más exhaustivo, la factura comercial es el documento definitivo que registra la venta real y debe cumplir con requisitos legales específicos, formando parte de la contabilidad de la empresa. Es importante tener en cuenta estas diferencias al momento de utilizar cada tipo de factura en el proceso comercial.

4. Factura proforma y presupuesto: ¿En qué se diferencian?

La factura proforma y el presupuesto son documentos fundamentales en el ámbito comercial y empresarial, a pesar de su aparente similitud, presentan diferencias significativas que es importante comprender.

  Goodwill, un activo intangible muy valioso para la empresa

Ambos documentos tienen como objetivo principal proporcionar información sobre los productos o servicios ofrecidos y los costes asociados, sin embargo, se utilizan en contextos y momentos diferentes dentro del proceso de ventas.

La factura proforma es un documento que se emite antes de la realización de una transacción comercial y el presupuesto se elabora durante la fase de planificación financiera de una empresa o proyecto.

A diferencia de la factura proforma, el presupuesto no está relacionado directamente con una transacción comercial específica, sino que es una herramienta de gestión interna utilizada para controlar y planificar la actividad financiera de la empresa.

Otra diferencia importante entre la factura proforma y el presupuesto radica en su finalidad y alcance. Mientras que la factura proforma se centra en proporcionar información detallada sobre una transacción comercial específica, el presupuesto tiene un enfoque más amplio y se utiliza para planificar y controlar las finanzas de la empresa en su conjunto.

En decir, aunque la factura proforma y el presupuesto comparten el objetivo de proporcionar información sobre costes y servicios, se diferencian en su momento de emisión, su alcance y su finalidad.

5. Ventajas y beneficios de utilizar facturas proforma

Las facturas proforma ofrecen una serie de ventajas y beneficios significativos para las empresas en diversos aspectos de su operación. A continuación, se detalla cada uno de ellos.

5.1 Facilita el proceso de exportación e importación

La utilización de facturas proforma facilita considerablemente el proceso de exportación e importación. Al proporcionar una descripción detallada de los bienes o servicios que se van a enviar o recibir, así como sus precios y condiciones, la factura proforma sirve como un documento esencial en las transacciones internacionales. Este documento ayuda a los exportadores e importadores a cumplir con los requisitos aduaneros y regulatorios de los países de origen y destino, facilitando el despacho de aduanas y reduciendo los tiempos de espera en la frontera. Además, la factura proforma puede utilizarse como base para obtener financiamiento o asegurar cartas de crédito en transacciones internacionales, lo que contribuye a agilizar el proceso de negociación y pago entre las partes involucradas.

5.2 Mejora la planificación financiera

Otra ventaja importante de utilizar facturas proforma es que contribuyen a mejorar la planificación financiera de las empresas. Al proporcionar una vista previa de las transacciones propuestas, incluyendo detalles sobre los precios, los impuestos y las condiciones de pago, la factura proforma permite a las empresas anticipar y prepararse para los costes asociados con las transacciones futuras.

Esto ayuda a evitar sorpresas desagradables y a garantizar una gestión financiera más efectiva, al permitir a las empresas ajustar sus presupuestos y recursos en consecuencia. Además, la factura proforma puede utilizarse como una herramienta para evaluar la viabilidad financiera de nuevas oportunidades de negocio, al proporcionar información clave sobre los costes y beneficios esperados de una transacción propuesta.

5.3 Reduce el riesgo de errores y malentendidos

El uso de facturas proforma también ayuda a reducir el riesgo de errores y malentendidos en las transacciones comerciales. Al proporcionar una descripción detallada de los bienes o servicios ofrecidos, así como de los términos y condiciones de la transacción, la factura proforma ayuda a garantizar que ambas partes tengan una comprensión clara y precisa de lo que se está acordando.

Esto ayuda a evitar malentendidos y disputas futuras, al proporcionar una base sólida para la comunicación y la negociación entre el vendedor y el comprador. Además, la factura proforma permite a las empresas identificar y corregir cualquier error o discrepancia antes de que se complete la transacción, lo que ayuda a garantizar la precisión y la integridad de los registros financieros y contables de la empresa.

6. Consejos para crear una factura proforma efectiva

Crear una factura proforma efectiva es crucial para garantizar una comunicación clara y precisa con los clientes, así como para facilitar el proceso de negociación y venta. Aquí te ofrecemos una serie de consejos para lograrlo.

6.1 Incluir información de contacto clara y accesible

Asegúrate de que la factura proforma contenga información de contacto clara y fácilmente accesible, tanto para tu empresa como para el cliente. Esto incluye detalles como números de teléfono, direcciones de correo electrónico y, si es aplicable, enlaces a sitios web o portales de atención al cliente. Proporcionar esta información facilita la comunicación entre ambas partes y ofrece al cliente la confianza de que puede comunicarse contigo fácilmente en caso de dudas o consultas.

6.2 Estrategias para la redacción de términos y condiciones

La redacción de términos y condiciones claros es esencial para evitar malentendidos y conflictos en el proceso de venta. Al redactar una factura proforma, es importante seguir estos consejos:

  • Ser claro y específico: Utiliza un lenguaje claro y directo para describir los términos y condiciones de la transacción, evitando jerga técnica o ambigua que pueda confundir al destinatario.
  • Especificar detalles importantes: Incluye información detallada sobre los productos o servicios ofrecidos, los precios, los impuestos y las condiciones de pago, así como cualquier otra información relevante para la transacción.
  • Ser transparente: Proporciona información clara y completa sobre todos los aspectos de la transacción, incluyendo cualquier cargo adicional, restricciones o políticas de devolución que puedan aplicarse.
  • Utilizar un lenguaje amigable: Adopta un tono amigable y profesional en la redacción de la factura proforma, evitando términos técnicos o legales que puedan resultar intimidantes o confusos para el cliente.

6.3 Mejores prácticas de diseño y formato

El diseño y formato de una factura proforma juegan un papel importante en su efectividad y profesionalismo. Algunas mejores prácticas a tener en cuenta incluyen:

  • Simplicidad: Mantén el diseño limpio y simple, evitando el uso excesivo de colores, fuentes llamativas o elementos decorativos que puedan distraer la atención del contenido principal.
  • Organización: Organiza la información de manera lógica y estructurada, utilizando encabezados, secciones y espacios en blanco para mejorar la legibilidad y la comprensión.
  • Consistencia: Mantén un diseño coherente y uniforme en todas tus facturas proforma, utilizando la misma paleta de colores, fuentes y logotipos de la empresa para reforzar la identidad visual de tu marca.
  • Destacar la información clave: Resalta los detalles más importantes, como el nombre del cliente, los productos o servicios ofrecidos, los precios y las condiciones de pago, para facilitar su identificación y comprensión por parte del destinatario.
  10 términos que todo director de IT debería conocer

6.4 Utilizar herramientas y softwares

Cuando nos enfrentamos a la tarea de crear facturas proforma, es crucial tener a nuestro alcance las herramientas y software adecuados que simplifiquen el proceso y nos permitan producir documentos de alta calidad. La elección de una herramienta que se ajuste a las necesidades específicas de nuestro negocio es fundamental, ya que nos ofrece la posibilidad de personalizar la factura proforma según nuestros requisitos y preferencias particulares.

Contar con herramientas y software especializados no solo agiliza el proceso de creación de facturas proforma, sino que también garantiza la precisión y el profesionalismo en la presentación de nuestros documentos financieros. Estas herramientas están diseñadas para facilitar cada etapa del proceso, desde la inserción de datos hasta la generación del documento final, optimizando así nuestro tiempo y recursos.

Además, el uso de software especializado nos permite aprovechar funciones avanzadas, como la inclusión de logotipos empresariales, la personalización de formatos y la generación de informes detallados. Todo esto contribuye a mejorar la imagen corporativa y a transmitir una impresión positiva a nuestros clientes.

6.5 Revisión exhaustiva antes del envío

Antes de enviar la factura proforma al cliente, es crucial realizar una revisión exhaustiva para detectar posibles errores. Verifica que todos los datos estén correctos, incluidos los nombres, direcciones, cantidades y precios de los productos o servicios.

Además, asegúrate de que los términos y condiciones estén redactados de manera clara y precisa. Una revisión cuidadosa puede ayudar a evitar malentendidos y garantizar una comunicación fluida y profesional con el cliente.

Consejos para crear una factura proforma efectiva

7. Errores comunes en la elaboración de facturas proforma: ¿Cómo evitarlos?

En la elaboración de facturas proforma, es crucial evitar cometer errores que puedan afectar la precisión, la eficacia y la credibilidad del documento. Seguidamente, se detallan algunos errores comunes y estrategias para evitarlos:

  • Omisión de información relevante: Uno de los errores más comunes en la elaboración de facturas proforma es la omisión de información relevante. Esto puede incluir detalles importantes sobre los productos o servicios ofrecidos, los precios, los impuestos, las condiciones de pago y entrega, entre otros aspectos. Para evitar este error, es importante revisar cuidadosamente la factura proforma y asegurarse de que todos los detalles necesarios estén incluidos. Esto puede implicar consultar con el cliente o proveedor para confirmar cualquier información faltante y utilizar listas de verificación para garantizar que se cubran todos los aspectos relevantes de la transacción.
  • Errores en los cálculos de precios o impuestos: Otro error común es cometer errores en los cálculos de precios o impuestos en la factura proforma. Esto puede resultar en discrepancias en las cantidades totales y afectar la precisión de la transacción propuesta. Para evitar este error, es importante verificar cuidadosamente todos los cálculos de precios e impuestos antes de enviar la factura proforma.
  • Falta de claridad en los términos y condiciones: La falta de claridad en los términos y condiciones de la factura proforma es otro error común que puede dar lugar a malentendidos y disputas en el proceso de negociación y venta. Para evitar este error, es importante redactar los términos y condiciones de manera clara, precisa y completa. Esto puede implicar utilizar un lenguaje sencillo y directo, evitar jerga técnica o ambigua, y proporcionar información detallada sobre todos los aspectos de la transacción, incluyendo los productos o servicios ofrecidos, los precios, los impuestos, las condiciones de pago y entrega, y cualquier otra información relevante. Además, es útil incluir ejemplos o casos prácticos para ilustrar los términos y condiciones de manera más clara y comprensible para el cliente o proveedor.

8. Factura proforma: ¿Para qué se utiliza?

La factura proforma es una herramienta versátil que se utiliza en una variedad de situaciones comerciales para formalizar y documentar acuerdos preliminares entre proveedores y clientes. Aunque su uso no es obligatorio, es común emplearla después de alcanzar un acuerdo durante la negociación de la venta de productos o la prestación de servicios. Esta herramienta resulta especialmente útil para presentar un esbozo detallado de la transacción propuesta, lo que permite realizar ajustes en las condiciones según avance la negociación entre las partes.

Específicamente, la factura proforma se utiliza con frecuencia en el ámbito del comercio internacional para documentar el coste de la operación en aduanas o cumplir con los requisitos previos al despacho de aduanas de importación. Esto se debe a que proporciona una descripción detallada de los bienes o servicios incluidos en la transacción, así como de los términos y condiciones acordados, lo que facilita el proceso de despacho aduanero y asegura el cumplimiento de las regulaciones comerciales internacionales. Además, la factura proforma se emplea en los siguientes casos:

  • Detallar los términos de una operación: La factura proforma se utiliza para especificar los términos y condiciones de una operación comercial, incluyendo precios, cantidades, plazos de entrega y cualquier otra información relevante.
  • Enviar ofertas comerciales: Se utiliza para enviar ofertas comerciales entre vendedor y comprador, proporcionando una descripción detallada de los productos o servicios ofrecidos, así como de los precios y condiciones asociadas.
  • Respaldar operaciones pendientes: En situaciones donde se ha acordado una transacción, pero aún no se ha recibido el producto ni se ha efectuado el pago correspondiente, la factura proforma sirve como respaldo documental de la operación pendiente de realización, brindando seguridad y claridad a ambas partes involucradas.

9. ¿La factura proforma está sujeta a IVA?

La finalidad principal de una factura proforma es reunir todos los aspectos económicos de una posible transacción. Es común que en este documento se indique el IVA que se generaría en caso de concretarse la operación.

Sin embargo, la inclusión del IVA en la factura proforma depende de la decisión de la empresa que la emite, ya que este documento no está sujeto a regulaciones específicas como las facturas oficiales.

En la práctica, existen diversas situaciones que pueden presentarse al emitir una factura proforma:

  • En algunos casos, las facturas proformas simplemente muestran el total de la operación con una indicación general de “impuestos incluidos”, lo que sugiere que el precio presentado ya contempla cualquier impuesto aplicable, incluido el IVA.
  • Por otro lado, existen situaciones en las que se especifica claramente que “el precio no incluye impuestos”, lo que indica que la cantidad presentada es neta y que el IVA u otros impuestos adicionales deberán ser considerados aparte al momento de concretar la operación.
  • En ambas circunstancias, puede variar si se detalla o no el porcentaje correspondiente al Impuesto sobre el Valor Añadido. Algunas empresas optan por incluir esta información para ofrecer mayor claridad y transparencia en la comunicación con sus clientes, mientras que otras pueden omitirla.
  • Sin embargo, la práctica más común es aquella que incluye de manera detallada el precio del bien o servicio (base imponible), el tipo de IVA aplicable, la cantidad del impuesto y el total a pagar. Esta estructura proporciona una visión clara y completa de los aspectos económicos involucrados en la transacción, lo que facilita tanto al emisor como al receptor comprender los costes asociados.

En resumen, la factura proforma es una herramienta valiosa tanto para los vendedores como para los compradores, ya que proporciona una vista previa detallada de una transacción comercial antes de que se realice. Al ofrecer información sobre los productos o servicios, los precios y otros términos, la factura proforma ayuda a evitar malentendidos y conflictos futuros. Su uso adecuado puede contribuir significativamente a una experiencia comercial fluida y exitosa para ambas partes involucradas.

Organiza tu flujo de notas de gastos y viajes de empresa con Tickelia
Etiquetas
Compartir
Marta Romero
Redactora de contenidos en Inology.
Categorías
  • Los artículos más leídos de Glosario
  • Redes sociales
    Últimas noticias
    Newsletter
    Los artículos más
    leídos del Blog
    Solicitar demo

      Ver condiciones

      Artículos relacionados

      Las empresas tienen la necesidad de presentar estados financieros contables y procesos a sus partes interesadas, como inversionistas, acreedores, clientes y gobiernos. Una auditoría de

      ...

      El Modelo 111 es un formulario tributario esencial en la gestión fiscal de empresas y profesionales en España. En este artículo, exploraremos en detalle qué

      ...

      En este artículo, exploraremos en detalle la importancia de mantener un control preciso de las obligaciones financieras con proveedores, los riesgos asociados a una mala

      ...

      En el mundo empresarial, la elección de la estructura societaria adecuada puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Dos de las formas

      ...

      Conocer los datos fiscales de tu empresa es importante a la hora de llevar a cabo trámites habituales, como las facturas, así como la declaración

      ...

      Las provisiones contables son una herramienta clave para gestionar los riesgos financieros y asegurarse de que una empresa esté preparada para enfrentar eventos inciertos que

      ...

      Solicitar una demostración

        Consigue la Guía rellenando este formulario

          ¡Descarga nuestra Guía sobre la digitalización de gastos de empresa!

          Descubre cómo automatizar el proceso de gestión de gastos y sus ventajas gracias a nuestra Guía completamente gratuita.