¿Qué pasará con las facturas que no cumplen la normativa con la entrada del SII?

¿Qué pasará con las facturas que no cumplen la normativa con la entrada del SII?

Mar 8, 2017 | Suministro Inmediato de Información

Artículo escrito por David Barcelona | Abogado Tributario

El Suministro Inmediato de Información se implanta no solo porque la actualidad tecnológica permita su correcta implantación, sino que, tal y como establece la Agencia Tributaria, el SII también se instaura en este momento para favorecer y “mejorar en el control tributario y la asistencia al contribuyente”.

En relación a lo dispuesto en el párrafo anterior, no podemos negar que el SII no solo servirá para telematizar y por tanto, agilizar la cesión de información entre el contribuyente y la Agencia Tributaria, sino que este sistema también favorecerá al control tributario y ayudará, entre otras cosas, a evitar el fraude en el sistema de cajas registradoras y garantizar la inclusión de los requisitos y campos obligatorios de todas las facturas con el fin de que cumplan con lo dispuesto no solamente en el SII sino también con los contenidos que dispone el Real Decreto 1619/2012, donde se establecen los campos que deben de tener las facturas completas y simplificadas, al ser de obligatorio cumplimiento remitir determinada información contenida en las facturas y trasladada a los libros de registro de facturas emitidas y recibidas.

De acuerdo a lo dispuesto en el SII, que modificará el artículo 62.6, el artículo 63.3 y el artículo 64.4 del RIVA, se establece qué información de las facturas, contenidas en el libro de registro de facturas emitidas y recibidas, se deberá remitir a la Agencia Tributaria con motivo de la aprobación del SII. Cabe destacar que este nuevo sistema ha ampliado la información necesaria a remitir por parte del contribuyente.

De la información contenida en el libro de registro de facturas emitidas se tendrá que enviar esta nueva información:

– Fecha de expedición y de realización de las operaciones si es distinta a la anterior.
– Nombre y apellidos, o razón social, y NIF del destinatario.
– Base imponible, cuota tributaria.
– Tipo de factura expedida (Completa, simplificada o rectificativa).
– Descripción de las operaciones.
– En el caso de facturas rectificativas, referencia a la factura rectificada (opcional) o importes que se modifican.
– Período de liquidación.
– Calificación fiscal de las operaciones incluidas en la factura expedida: no sujeta y exenta.
– Entregas de bienes o prestación de servicios (solo para ops. con no establecidos).
– Regímenes especiales: letras j) y l) a p) art 6 RD 1619/2012 , oro de inversión y REGE.
– Acuerdo de facturación.
– Una de las modalidades de operación con trascendencia tributaria (arts. 33 a 36 RD 1065/2007).

Además, también se tendrá que remitir determinada información adicional de las facturas recibidas:

– Número y, en su caso, serie que figure en la factura.
– Tipo de factura (rectificativa, completa, simplificada o tique y canje).
– Importaciones: nº DUA y fecha de contabilización.
– Fecha de expedición y de realización de las operaciones si es distinta a la anterior.
– Nombre y apellidos, o razón social, y NIF del expedidor: identificación de la factura.
– Base imponible.
– Cuota deducible.
– Descripción de la operación.
– Período de liquidación.
– Regímenes especiales: letras l) a p) art 6 RD 1619/2012 y REGE.
– Una de las modalidades de operación con trascendencia tributaria (arts. 33 a 36 RD 1065/2007).

La conclusión que podemos extraer después de analizar toda la información adicional contenida en los registros de facturas que se debe remitir después de la entrada en vigor de esta nueva normativa es que está obliga a todos los empresarios y profesionales, que se encuentren adscritos o no al nuevo sistema de información inmediata, a garantizar y velar por el cumplimiento de la normativa fiscal vigente en materia de facturación y, por tanto, a expedir la facturación de acuerdo a la misma con los campos mínimos y obligatorios exigidos para la correcta remisión de la información de las facturas en los libros de facturación que se tomarán como referencia para remitirlo a su vez a la Agencia Tributaria.

Lo que no se puede soslayar es que el SII juega un papel imprescindible en garantizar que los empresarios y profesionales emitan facturas en cumplimiento a la normativa, en tanto que sin esta información preceptiva las empresas acogidas al SII no podrán remitir esta información como consecuencia de un defecto de forma imputable al expedidor.

Lo único que nos quedaría por preguntarnos sería, ¿qué pasará con aquellas entidades que no emiten facturas de acuerdo a los contenidos señalados en la normativa? La modificación del artículo 200.3 LGT impone una sanción de 600€ a 3000€ al obligado tributario acogido al SII por retrasarse en las obligaciones de remisión, sanción pecuniaria que consideramos que incluso podría llegar a ser trasladable al expedidor de la factura si la demora es consecuencia de un defecto de forma en los documentos que ha expedido éste.

Artículo escrito por David Barcelona | Abogado Tributario

Artículos relacionados