Balance de situación: definición y puntos esenciales para hacerlo en tu empresa

Comprender la salud financiera de tu organización es crucial para tomar decisiones informadas y estratégicas que impulsen el crecimiento y la estabilidad a largo plazo, en este artículo conocerás la definición detallada del balance de situación y desglosaremos los puntos esenciales que debes considerar para realizarlo con éxito en tu empresa.

1. ¿Qué es balance de situación?

El balance de situación, también conocido como balance general, es un informe financiero fundamental que refleja la situación financiera de una empresa en un momento específico. Este documento contable proporciona una fotografía detallada de lo que la empresa posee (sus activos), lo que debe (sus pasivos) y el valor residual que queda para los accionistas o propietarios (el patrimonio neto o capital propio).

El balance de situación se estructura en dos partes que, según el principio de equilibrio, deben igualarse o balancearse entre sí. Estas dos partes son:

1.1 Activos

Los activos en el balance de situación representan los recursos económicos controlados por una empresa como resultado de eventos pasados, de los cuales se espera obtener beneficios económicos futuros para la entidad. Los activos son esenciales para las operaciones de la empresa, ya que son utilizados para generar ingresos y mantener las operaciones diarias. En un balance de situación, los activos se clasifican generalmente en dos categorías principales: activos corrientes y activos no corrientes (o activos fijos).

1.1.1 Activos corrientes

Los activos corrientes son aquellos que se espera convertir en efectivo, vender o consumir durante el ciclo operativo normal de la empresa, generalmente dentro de un año. Incluyen:

  • Efectivo y equivalentes de efectivo: Dinero en caja, en bancos y otros instrumentos de inversión de alta liquidez y corto plazo.
  • Cuentas por cobrar: Dinero que los clientes deben a la empresa por ventas o servicios ofrecidos a crédito.
  • Inventarios: Materias primas, productos en proceso y productos terminados listos para ser vendidos.
  • Activos circulantes prepagados: Gastos pagados por adelantado que proporcionarán beneficios dentro del ciclo normal de operaciones, como seguros o alquileres.

1.1.2 Activos No Corrientes (o Activos Fijos)

Los activos no corrientes son aquellos que tienen una vida útil más prolongada y no se pretende convertir en efectivo dentro del ciclo operativo normal de la empresa, generalmente se mantienen por más de un año. Estos activos son utilizados de forma continua en las operaciones de la empresa y pueden incluir:

  • Propiedades, planta y equipo (PPE): Bienes físicos como edificios, maquinaria, equipos y vehículos utilizados en la operación de la empresa.
  • Activos intangibles: Derechos de propiedad intelectual como patentes, marcas registradas, derechos de autor y fondos de comercio adquiridos.
  • Inversiones a largo plazo: Inversiones en otras empresas o en valores que no se pretenden vender en el corto plazo.
  • Otros activos no corrientes: Incluyen activos a largo plazo no incluidos en las categorías anteriores, como depósitos a largo plazo o activos diferidos.

La suma de los activos corrientes y no corrientes constituye el total de activos de la empresa, reflejando la capacidad de la empresa para generar flujos de efectivo futuros y su potencial para crecer y expandirse.

1.2 Pasivos

Los pasivos en el balance de situación representan las obligaciones financieras o deudas que una empresa tiene con terceros. Son compromisos de entregar recursos económicos, como dinero o bienes, a otra entidad en el futuro como resultado de eventos pasados. Los pasivos son fundamentales para entender la solvencia y la estructura financiera de una empresa, ya que indican el monto de recursos que deben ser pagados o devueltos.

En un balance de situación, los pasivos se clasifican generalmente en dos categorías principales: pasivos corrientes y pasivos no corrientes.

1.2.1 Pasivos Corrientes

Los pasivos corrientes son aquellas obligaciones que se espera pagar dentro del ciclo operativo normal de la empresa, generalmente dentro de un año. Incluyen:

  • Cuentas por pagar: Dinero que la empresa debe a sus proveedores por bienes o servicios adquiridos a crédito y sin el uso de una nota promisoria.
  • Deudas a corto plazo: Préstamos y líneas de crédito que deben pagarse en el corto plazo.
  • Pasivos acumulados: Obligaciones como salarios, impuestos y utilidades por pagar que se han incurrido, pero aún no han sido pagadas.
  • Porción corriente de deudas a largo plazo: La parte de los préstamos u otras obligaciones financieras a largo plazo que deben pagarse dentro del próximo año.

1.2.2 Pasivos No Corrientes (o a Largo Plazo)

Los pasivos no corrientes son obligaciones que se espera pagar en un plazo mayor a un año. Estas obligaciones reflejan financiamiento a largo plazo utilizado por la empresa para adquirir activos o para fines de inversión. Incluyen:

La suma de los pasivos corrientes y no corrientes constituye el total de pasivos de la empresa. Esta cifra, en conjunto con los activos y el patrimonio neto, proporciona una visión integral de la posición financiera de la empresa, permitiendo a los interesados evaluar su estabilidad financiera, su capacidad para cumplir con sus obligaciones a corto y largo plazo, y su dependencia del financiamiento externo.

1.3 Patrimonio neto (o capital propio)

El Patrimonio Neto, también conocido como Capital Propio, en el balance de situación representa el valor residual de los activos de una empresa una vez deducidos todos sus pasivos. Es la parte del balance que refleja la propiedad de los accionistas o propietarios en la empresa. El patrimonio neto es fundamental para entender el valor que pertenece a los propietarios de la empresa después de que todas las obligaciones hacia terceros hayan sido satisfechas.

  10 beneficios que prefieren los empleados

El Patrimonio Neto se compone de varios elementos, que pueden incluir:

1.3.1 Capital social

Es el valor de los fondos que los accionistas han aportado directamente a la empresa a cambio de acciones. Representa la inversión inicial de los propietarios y puede incrementarse con emisiones adicionales de acciones.

1.3.2 Reservas

Las reservas son beneficios retenidos que no se han distribuido a los accionistas en forma de dividendos. Estos beneficios retenidos se reinvierten en la empresa, utilizándose para la adquisición de nuevos activos, el pago de deudas o como un colchón financiero para futuras necesidades operativas o de inversión.

1.3.3 Resultados Acumulados

Esta cuenta refleja el total de las ganancias o pérdidas netas de la empresa a lo largo de su existencia, después de pagar dividendos. Es un indicador del rendimiento financiero histórico de la empresa y su capacidad para generar valor a lo largo del tiempo.

1.3.4 Otras Aportaciones de Socios o Accionistas

Incluyen cualquier otro tipo de aportaciones que los propietarios hayan hecho a la empresa que no sean consideradas como capital social, como podrían ser las aportaciones para futuras ampliaciones de capital.

1.3.5 Ajustes por Cambios en el Valor del Patrimonio

Estos ajustes pueden surgir de la revalorización de activos y pasivos, diferencias de conversión por operaciones en moneda extranjera, entre otros.

El Patrimonio Neto es un indicador clave de la salud financiera de una empresa. Un patrimonio neto positivo indica que la empresa tiene más activos que pasivos, lo que es generalmente una señal de estabilidad financiera. Por otro lado, un patrimonio neto negativo puede ser un indicador de problemas financieros, ya que significa que los pasivos de la empresa superan sus activos.

En resumen, el Patrimonio Neto refleja la parte de la empresa que efectivamente pertenece a sus propietarios y es un indicador crucial del valor real que la empresa representa para ellos.

2. ¿Cómo hacer un balance de situación?

Un balance de situación, también conocido como balance general, es un informe financiero que muestra los activos, pasivos y el patrimonio neto de una empresa en un momento específico. Proporciona una instantánea de la situación financiera de la empresa y es fundamental para la contabilidad y la gestión financiera. Aquí te dejo una guía básica sobre cómo hacer un balance de situación:

2.1 Preparación

  • Recopilar información: Asegúrate de tener toda la información financiera necesaria, incluyendo cuentas bancarias, inversiones, deudas, activos fijos, inventario, y cualquier otra obligación o recurso financiero.
  • Período de tiempo: El balance de situación refleja la situación financiera en un momento específico, a menudo al final de un periodo contable, como el fin de mes, trimestre o año.

2.2 Estructura del Balance de Situación

El balance de situación se estructura en tres partes principales: activos, pasivos y patrimonio neto.

2.2.1 Activos

  • Activos Corrientes: Incluyen efectivo, cuentas por cobrar, inventario y otros activos que se espera convertir en efectivo en el corto plazo (generalmente dentro de un año).
  • Activos No Corrientes: Son aquellos que proporcionarán beneficios a largo plazo, como propiedades, plantas y equipos (PPE), inversiones a largo plazo, propiedad intelectual, etc.

2.2.3 Pasivos

  • Pasivos Corrientes: Obligaciones financieras que deben pagarse en el corto plazo, como cuentas por pagar, deudas a corto plazo, gastos acumulados, etc.
  • Pasivos No Corrientes: Deudas y obligaciones financieras que se pagarán en un plazo mayor a un año, como hipotecas, bonos, préstamos a largo plazo, etc.

2.2.4 Patrimonio neto

  • Capital Contribuido: El capital aportado por los accionistas o propietarios de la empresa.
  • Utilidades Retenidas: Las ganancias que no se han distribuido a los accionistas y se reinvierten en el negocio.

2.3.4 Elaboración del balance

  • Organiza los activos: Lista los activos empezando por los más líquidos (efectivo) hasta los menos líquidos.
  • Enumera los pasivos: Comienza con los pasivos corrientes y sigue con los no corrientes.
  • Calcula el patrimonio neto: Esto se hace sumando el capital contribuido y las utilidades retenidas, y restando cualquier dividendo pagado.

2.4.4 Verificar la Ecuación Contable

Asegúrate de que tu balance de situación cumple con la ecuación contable fundamental:

Activos = Pasivos + Patrimonio Neto

Esta ecuación debe equilibrarse, lo que significa que el total de los activos debe ser igual al total de los pasivos más el patrimonio neto.

2.5. Revisión y Ajustes

  • Revisar: Verifica todas las cifras y cálculos para asegurarte de que son precisos.
  • Ajustes: Realiza los ajustes necesarios si encuentras discrepancias o errores.

2.6. Presentación

  • Formato: Asegúrate de que el balance de situación esté presentado de manera clara y profesional.
  • Fechas: Incluye la fecha del informe para indicar el momento exacto al que se refieren los datos.

Crear un balance de situación requiere precisión y atención al detalle. Es recomendable utilizar software de contabilidad para facilitar este proceso y reducir la posibilidad de errores.

3. ¿Qué utilidad tiene el balance de situación?

El balance de situación es una herramienta financiera esencial tanto para la gestión interna de una empresa como para el análisis externo por parte de inversores, acreedores y otros stakeholders. Su utilidad abarca varios aspectos fundamentales:

  Ley del 80/20 ¿Qué es el principio de Pareto?

3.1. Visión global de la salud financiera

El balance de situación proporciona una instantánea clara de la situación financiera de una empresa en un momento dado, mostrando lo que la empresa posee (activos) frente a lo que debe (pasivos) y el valor neto (patrimonio neto). Esto es crucial para evaluar la solidez y estabilidad financiera de la empresa.

3.2. Toma de decisiones informadas

La información contenida en el balance de situación ayuda a los gestores y directivos a tomar decisiones informadas sobre la operativa, las inversiones y las estrategias de financiación. Por ejemplo, al analizar la proporción de activos corrientes frente a pasivos corrientes, pueden evaluar la liquidez de la empresa y su capacidad para cubrir obligaciones a corto plazo.

3.3. Evaluación de la liquidez y solvencia

La liquidez se refiere a la capacidad de la empresa para cumplir con sus obligaciones a corto plazo, mientras que la solvencia mide su capacidad para cumplir con todas sus obligaciones financieras a largo plazo. El balance de situación es fundamental para evaluar ambas, ofreciendo insights sobre la gestión del capital de trabajo y la estructura de capital.

3. 4. Planificación y control financiero

Permite a las empresas planificar su futuro financiero al proporcionar una base para la elaboración de presupuestos y proyecciones financieras. Además, ayuda en el control financiero al permitir comparaciones periódicas que muestran cómo cambian los activos, pasivos y el patrimonio neto con el tiempo.

3. 5. Análisis de inversión

Los inversores utilizan el balance de situación para analizar la viabilidad de invertir en una empresa. Indicadores como la relación deuda-capital y la tasa de retorno sobre el patrimonio neto (ROE) se derivan del balance de situación y son críticos para evaluar el riesgo y el potencial de retorno de una inversión.

3. 6. Cumplimiento y transparencia

Para las empresas públicas, mantener balances de situación precisos y detallados es un requisito legal que asegura la transparencia y el cumplimiento de las normativas contables y financieras. Esto fomenta la confianza entre los accionistas, reguladores y el público.

3. 7. Bases para la financiación

Al buscar financiación externa a través de préstamos o créditos, los prestamistas evaluarán el balance de situación de la empresa para determinar su capacidad de reembolso. Una posición financiera sólida puede mejorar las condiciones de financiación y las tasas de interés ofrecidas.

3. 8. Negociación con proveedores

Una empresa con un balance de situación sólido puede estar en una mejor posición para negociar términos más favorables con proveedores, como plazos de pago más largos o descuentos por pago anticipado.

En resumen, el balance de situación es una herramienta financiera multidimensional que sirve para múltiples propósitos cruciales en la gestión empresarial, la toma de decisiones estratégicas, el análisis de inversión y el cumplimiento de obligaciones legales y regulatorias.

Tickelia - Balance de situación: definición y puntos esenciales para hacerlo en tu empresa

4. ¿Qué cuentas se incluyen en el balance de situación?

En el balance de situación, las cuentas se organizan bajo tres categorías principales: activos, pasivos y patrimonio neto. Cada una de estas categorías se desglosa en varias cuentas específicas que reflejan los diferentes tipos de recursos económicos, obligaciones y el capital de los propietarios en la empresa.

5.¿Dónde van los ingresos en un balance?

Los ingresos no se reportan directamente en el balance de situación. El balance de situación se enfoca en los activos, pasivos y el patrimonio neto de una empresa en un punto específico en el tiempo. Los ingresos, junto con los gastos, son parte de la cuenta de resultados o estado de pérdidas y ganancias, el cual muestra cómo se generan los ingresos y se incurren los gastos durante un período de tiempo y cómo estos impactan en el patrimonio neto.

Sin embargo, los efectos de los ingresos y gastos se reflejan en el balance de situación a través del cambio en las cuentas de activos, pasivos y, en particular, en el patrimonio neto. Cuando una empresa genera ingresos, esto puede incrementar los activos (por ejemplo, aumentando el efectivo o las cuentas por cobrar) y también aumentará las utilidades retenidas dentro del patrimonio neto, después de considerar los gastos y las distribuciones a los propietarios. Ejemplo:

Si una empresa vende productos o servicios, el ingreso de esa venta aumentará el efectivo o las cuentas por cobrar (un activo), y ese incremento se reflejará también en un aumento en las utilidades retenidas (parte del patrimonio neto), asumiendo que los ingresos exceden a los gastos asociados.

Por tanto, aunque los ingresos no aparecen directamente en el balance de situación, el resultado final de las operaciones de la empresa que generan esos ingresos sí afecta las cifras que se presentan en el balance, particularmente en el patrimonio neto bajo las utilidades retenidas.

6. ¿Qué se incluye en la cuenta de pérdidas y ganancias?

La cuenta de pérdidas y ganancias, también conocida como estado de resultados o estado de ingresos y gastos, es un informe financiero que resume los ingresos, costos y gastos incurridos durante un período específico, generalmente un trimestre fiscal o un año fiscal. Este estado proporciona información sobre la capacidad de una empresa para generar beneficios a partir de sus operaciones. A continuación, se detallan los componentes típicos que se incluyen en la cuenta de pérdidas y ganancias:

6.1 Ingresos

  • Ingresos por ventas o servicios: Ingresos generados por las actividades principales de la empresa.
  • Ingresos por intereses: Ganancias procedentes de intereses sobre cuentas de ahorro, inversiones, etc.
  • Otros ingresos: Ingresos que no provienen de la actividad principal de la empresa, como la venta de activos fijos.

6.2 Costos y Gastos

  • Costo de bienes vendidos (COGS): Costo directo de producir los bienes vendidos por una empresa, incluyendo materiales y mano de obra.
  • Gastos de operación: Gastos necesarios para la operación diaria de la empresa, que se dividen en:
    • Gastos de venta, generales y administrativos (SG&A): Incluyen salarios, alquiler, suministros de oficina, y gastos de marketing y publicidad.
    • Depreciación y amortización: Reducción del valor de los activos fijos y activos intangibles, respectivamente, a lo largo del tiempo.
  • Gastos financieros: Intereses pagados sobre deudas.
  10 consejos para mejorar la gestión de facturas en tu empresa

6.3 Resultados

  • Ingreso operativo: También conocido como resultado operativo o beneficio operativo, es la diferencia entre los ingresos totales y los costos y gastos operativos.
  • Ingreso antes de impuestos: Ingreso operativo menos los gastos no operativos, como los gastos financieros.
  • Ingreso neto: También conocido como beneficio o resultado netos, es el ingreso antes de impuestos menos los impuestos sobre la renta. Representa la cantidad final que la empresa ha ganado o perdido durante el período.

La cuenta de pérdidas y ganancias ofrece una visión clara de cómo los ingresos se transforman en beneficios netos o pérdidas, proporcionando una medida de la rentabilidad de la empresa. Este estado es fundamental para los análisis financieros, ya que permite a los inversores, acreedores y a la dirección de la empresa evaluar el rendimiento financiero y tomar decisiones informadas.

7. ¿Cuál es el debe y haber?

El “debe” y el “haber” son conceptos fundamentales en la contabilidad de doble entrada, que es el método estándar utilizado para registrar las transacciones financieras. En este sistema, cada transacción afecta al menos dos cuentas contables, asegurando que la ecuación contable básica: Activos = Pasivos + Patrimonio Neto se mantenga en equilibrio. Aquí está cómo funcionan el debe y el haber:

7.1 Debe

  • Definición: El lado del “debe” de una cuenta se utiliza para registrar aumentos en activos y gastos, y disminuciones en pasivos, ingresos y patrimonio neto.
  • Ubicación: En un asiento contable tradicional, el debe se sitúa en la parte izquierda.
  • Función: Al aumentar una cuenta de activo o gasto, se “debe” una cantidad, lo que indica que la empresa ha adquirido más recursos o ha incurrido en un costo.

7.2 Haber

  • Definición: El lado del “haber” se utiliza para registrar disminuciones en activos y gastos, y aumentos en pasivos, ingresos y patrimonio neto.
  • Ubicación: En un asiento contable, el haber se coloca en la parte derecha.
  • Función: Al aumentar una cuenta de pasivo, ingreso o patrimonio neto, se “abona” o “acredita” una cantidad, lo que indica que la empresa ha contraído una obligación, ha generado ingresos o ha aumentado el valor para los propietarios.

Ejemplos de cómo se utilizan el debe y el haber en las transacciones

  • Compra de inventario al contado:
    • Debe: Se registra un aumento en el inventario (activo), por lo tanto, se “debe” la cuenta de inventario.
    • Haber: Dado que se paga con efectivo (disminución de un activo), se “abona” la cuenta de efectivo.
  • Venta de servicios a crédito
    • Debe: Aumenta las cuentas por cobrar (activo) porque el cliente debe dinero a la empresa, por lo tanto, se “debe” la cuenta de cuentas por cobrar.
    • Haber: Se registra un ingreso (aumento de ingresos/patrimonio neto), por lo tanto, se “abona” la cuenta de ingresos por servicios.

En la contabilidad de doble entrada, el total de los importes en el debe de una transacción siempre debe ser igual al total de los importes en el haber, manteniendo así el equilibrio de la ecuación contable. Esta metodología proporciona una forma más completa y precisa de registrar las transacciones y de mantener la integridad de la información financiera de una empresa.

8. ¿Dónde va el IVA en la cuenta de resultados?

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) tiene un tratamiento específico en la contabilidad y no se registra directamente en la cuenta de resultados o estado de pérdidas y ganancias como un gasto típico. El IVA es un impuesto sobre el consumo que se aplica en muchos países, y su manejo contable depende de si la empresa está actuando como recaudador del impuesto (en ventas) o como pagador (en compras). Aquí te explico cómo se maneja:

8.1 IVA en Ventas

Cuando una empresa vende bienes o servicios, el IVA que cobra a sus clientes por esas ventas no se considera un ingreso de la empresa. En cambio, este IVA recaudado es una obligación hacia la administración tributaria y se registra en el balance de situación como un pasivo, generalmente en una cuenta denominada “IVA por pagar” o “IVA recaudado”.

8.2 IVA en Compras

De manera similar, el IVA pagado en las compras de bienes o servicios no se considera un gasto de la empresa. En su lugar, este IVA pagado puede registrarse en el balance de situación como un activo, en una cuenta como “IVA acreditable” o “IVA por recuperar”, ya que la empresa generalmente puede deducir este monto del IVA que debe pagar al gobierno.

8.3 Tratamiento en la Cuenta de Resultados

  • Costo de Bienes Vendidos (COGS) y Gastos: Los importes registrados en la cuenta de resultados por concepto de costo de bienes vendidos o gastos operativos deben excluir el IVA. Es decir, estos costos y gastos se registran netos de IVA, reflejando solamente el costo o gasto real de la empresa.
  • Ingresos: De manera similar, los ingresos registrados en la cuenta de resultados se presentan netos de IVA, reflejando solo el valor de las ventas o servicios proporcionados por la empresa, sin incluir el impuesto recaudado.

8.4 Liquidación del IVA

La diferencia entre el IVA recaudado en ventas y el IVA acreditable en compras es lo que la empresa debe pagar o reclamar al gobierno. Este monto se calcula periódicamente (generalmente mensual o trimestralmente) y se reporta a la administración tributaria. La liquidación de este saldo de IVA se registra entonces en el balance de situación, ajustando las cuentas de “IVA por pagar” o “IVA acreditable”, pero no afecta directamente la cuenta de resultados.

En resumen, el IVA se maneja fuera de la cuenta de resultados y se registra en el balance de situación como un pasivo o un activo, dependiendo de si se está recaudando o pagando. La cuenta de resultados refleja los ingresos, costos y gastos netos de IVA, proporcionando una visión más clara de la rentabilidad operativa de la empresa sin la distorsión de los flujos de impuestos recaudados para terceros.

9. ¿Cómo recuperar el IVA de los gastos de empresa?

Las empresas y trabajadores autónomos tienen la posibilidad de descontar el IVA de los gastos vinculados a su actividad profesional, conforme lo establecido en la legislación vigente. Este procedimiento implica ciertos criterios y pasos a seguir para ser efectivo. No obstante, la gestión de este proceso puede complicarse cuando los comprobantes obtenidos son tickets o facturas simplificadas, que no siempre cumplen con los requisitos fiscales completos para la deducción.

En este contexto, Tickelia emerge como una solución innovadora, ofreciendo un servicio integral de gestión de gastos que facilita la recuperación del IVA sin la intervención de intermediarios. Lo destacable de Tickelia es su capacidad para transformar los justificantes simplificados en facturas completas aptas para la deducción del IVA, simplificando así el proceso para los usuarios al interactuar directamente con los proveedores. Este enfoque no solo optimiza la experiencia del usuario, sino que también mejora la eficiencia en la recuperación del IVA, contribuyendo a un mayor retorno de la inversión para las empresas.

Organiza tu flujo de notas de gastos y viajes de empresa con Tickelia
Etiquetas
Compartir
Laura Sierra
Redactora de contenidos en Inology. Graduada en Comunicación Social y Periodismo por la Universidad de La Sabana.
Categorías
  • Los artículos más leídos de Gestión Empresarial
  • Redes sociales
    Últimas noticias
    Newsletter
    Los artículos más
    leídos del Blog
    Solicitar demo

      Ver condiciones

      Artículos relacionados

      La integración de ERP con tu sistema de gestión de gastos es una forma efectiva de optimizar tus operaciones financieras y tomar decisiones más informadas

      ...

      La fórmula de la productividad, que se centra en la relación entre los outputs generados y los inputs utilizados, es una herramienta invaluable para evaluar

      ...

      Conoce cuáles son los beneficios que prefieren hoy en día los empleados y por qué es importante estar al día desde flexibilidad horaria hasta programas

      ...

      La gestión de tesorería es uno de los pilares fundamentales en la administración financiera de cualquier organización. Su correcta implementación puede ser la diferencia entre

      ...

      El principio de Pareto es una regla que ha trascendido el tiempo y las disciplinas, y que habla de enfocar nuestra atención en lo que

      ...

      La gestión de facturas, más allá de ser una simple tarea, implica garantizar su exactitud, cumplir con regulaciones fiscales y asegurar pagos oportunos. Errores en

      ...

      Solicitar una demostración

        Consigue la Guía rellenando este formulario

          ¡Descarga nuestra Guía sobre la digitalización de gastos de empresa!

          Descubre cómo automatizar el proceso de gestión de gastos y sus ventajas gracias a nuestra Guía completamente gratuita.