Ventajas Tarjeta Debito

Ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito y débito

Según el estudio de BBVA Research “Impacto de la COVID-19 sobre el consumo en tiempo real y alta definición en dic-21”, En 2021, las compras con tarjeta aumentaron el 27% con respecto a 2019 y el 33% con respecto a 2020, siendo las tarjetas de débito el método de pago más habitual. Pero, ¿Qué diferencias hay entre las tarjetas de crédito y de débito?, ¿Cuáles son las ventajas de las tarjetas de débito?, ¿Y sus desventajas?

1. ¿Qué son las tarjetas de crédito?

Primero, empezaremos hablando de las tarjetas de crédito.

Las tarjetas de crédito son un tipo de tarjetas que permiten hacer compras y disponer de efectivo en cualquier momento, independientemente de si se tiene o no dinero en la cuenta bancaria a la que esté asociada.

Esto es posible porque todas las compras que se realizan con tarjetas de crédito son financiadas por la entidad bancaria y la persona titular se hace cargo de los gastos el mes siguiente.

Por lo tanto, para que una entidad bancaria conceda una tarjeta de crédito a un cliente primero debe estudiar la viabilidad, la solvencia de la persona y el límite de dinero del que puede disponer. Si no fuera así, el titular de la tarjeta estaría en deuda con el banco y quizás no podría asumir el pago de las compras realizadas.

Para devolver el gasto de una tarjeta de crédito, existen dos vías principales:

  • Pago íntegro: El pago del importe se realiza en su totalidad durante un período de tiempo establecido sin ningún tipo de interés. Este plazo suele ser de un mes, y en concreto, los diez primeros días del mes.
  • Pago aplazado: El pago del importe se realiza a plazos y se puede elegir si se hará por cantidades fijadas o por un porcentaje cada mes. Este tipo de pago tiene intereses y el tipo de interés variará en función del plazo de devolución del importe de las compras y de la propia entidad bancaria. Por norma general, cuanto más cortos sean los plazos menos intereses se generan, y por lo tanto, la operación es más barata.

1.1 Ventajas de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito tienen varias ventajas interesantes, como por ejemplo:

  • La posibilidad de pagar y sacar dinero sin tener que disponer obligatoriamente de efectivo en la cuenta corriente asociada a la tarjeta.
  • Este tipo de tarjetas incluyen distintos seguros adicionales. Tanto el tipo de seguro como el grado de cobertura dependerán de la entidad bancaria que emita la tarjeta y la propia tarjeta contratada, pero los seguros más habituales son los seguros de viaje, por robo y extravío, contra el fraude y de protección de compras.
  • El grado de aceptación de estas tarjetas es muy elevado, ya que con este método de pago muchas empresas se aseguran que aunque no tengas fondos suficientes en la cuenta asociada a la tarjeta, podrán realizar el cobro.

 1.2 Desventajas de las tarjetas de crédito

Pero como pasa con todo, a la vez que las tarjetas de crédito ofrecen varias ventajas, también comportan una serie de desventajas que se deben tener en cuenta:

  • Al tener siempre la certeza de que se dispone de efectivo para realizar compras, es fácil dejarse llevar y hacer más compras de la cuenta, llegando a activar el crédito. Como hemos visto, existen las tarjetas de crédito con pago íntegro o con pago aplazado. En el primer caso, esto es peligroso ya que en la cuenta corriente no queda reflejado el dinero que se ha ido gastando, sino que se paga el importe de todas las compras efectuadas juntas a final de mes y aunque haya unos límites establecidos, siempre existe el peligro de endeudarse.
  • Otra desventaja relacionada con la anterior, es que es fácil hacer compras de más que no son necesarias o que se gaste más en las compras que sí lo son. Al no poder consultar los gastos realizados durante el mes, a no ser que se lleve un control a través de apuntes o hojas de Excel, es muy sencillo pasarse del presupuesto.
  • Acarrea problemas en la gestión financiera, ya que los intereses que genera la tarjeta de crédito varían en función de lo que se gaste cada mes y de la cantidad que se amortice. Por lo tanto, ajustar un presupuesto puede llegar a ser un quebradero de cabeza.
  • Por último pero no menos importante, una de las grandes desventajas de las tarjetas de crédito es que tienen más gastos y comisiones que las tarjetas de débito: cuota de emisión, cuota de renovación, comisiones de traspaso de fondos o de disposición de efectivo en el cajero, etc.
ventajas tarjetas debito comisiones

2. ¿Qué son las tarjetas de débito?

Como ya vimos en uno de los últimos artículos de nuestro blog, se ha extendido el uso de las tarjetas como método de pago principal siendo las tarjetas de débito el método más utilizado tanto para cuentas particulares como de empresa.

A diferencia de las tarjetas de crédito, las tarjetas de débito no sirven para financiar las compras, sino que son un sustituto del dinero en metálico. Por lo tanto, permiten realizar compras tanto en comercios físicos como online, además de retirar efectivo en los cajeros automáticos.

Otro aspecto que diferencia a las tarjetas de débito con las de crédito es que el importe de las compras se carga al momento y directamente a la cuenta corriente, cuenta de ahorros o póliza de crédito en la que está vinculada la tarjeta. Por lo tanto, para poder utilizar las tarjetas de débito contar con efectivo suficiente o crédito, en el caso de las pólizas, es imprescindible para poder realizar cualquier tipo de compra.

2.1 Las tarjetas de débito virtuales

Dentro de la modalidad de tarjetas de débito también encontramos las tarjetas virtuales, unas tarjetas que se crean exclusivamente para poder realizar compras de manera rápida y segura a través de Internet, sin tener que vincularlas a la cuenta bancaria del propietario.

Además, como su nombre indica, estas tarjetas no son materiales. Por lo tanto, para poder realizar una compra con estas tarjetas, primero se deberán cargar con la cantidad de dinero que queramos y cada vez que se vayan realizando gastos con ella se irá descontando la cantidad de dinero disponible.

Hasta aquí bien, pero, ¿cómo se llevan a cabo las compras con las tarjetas virtuales?

Tal como ocurre con las tarjetas de débito, las tarjetas virtuales también cuentan con:

  • Número identificador.
  • Clave o PIN.
  • Fecha de caducidad.
  • Código de seguridad (CVV o CVC).

Pero al no tener formato físico, estos datos se deben consultar a través de la web o App móvil de la entidad bancaria con la que se ha contratado la tarjeta virtual.

Una vez se tienen los datos, el proceso es igual que con las tarjetas físicas: rellenar los campos indicados, validar y realizar la compra.

Control, visibilidad y seguridad de las compras online y suscripciones de empresa con Tickelia

3. Ventajas de las tarjetas de débito

Algunas de las ventajas más relevantes de las tarjetas de débito son:

  • A la hora de realizar una compra, si se paga con una tarjeta de débito solo llegará a efectuarse si en el momento se dispone de efectivo suficiente en la cuenta corriente en la que se asocia la tarjeta. De lo contrario, la compra queda rechazada y se anula. Por lo tanto, como el hecho de comprar o no depende de la cantidad de dinero de la que se disponga en todo momento, es más fácil ahorrar y evitar deudas.
  • Las tarjetas de débito están disponibles mundialmente y permiten hacer compras en cualquier parte del mundo sin importar el tipo de divisa, ya que el cambio se compensa automáticamente al hacer la compra.
  • Depende de las políticas de cada entidad bancaria, pero por lo general las tarjetas de débito tienen menos comisiones y no comportan ningún tipo de interés.
  • Las tarjetas de débito suelen ser gratuitas y al ser un servicio asociado a una cuenta corriente, no tienen ningún tipo de cargo asociado por emisión, mantenimiento o renovación.
  • Contratar una tarjeta de débito es muy sencillo, ya que solo se necesita contratar una cuenta corriente y, en muchos casos, el propio banco te la ofrecerá al momento sin revisar que el cliente cumpla con requisitos adicionales sobre su trabajo, ingresos o su nivel de deuda.
  • Las tarjetas de débito también incluyen seguros como valor añadido como los seguros de accidente o de viaje, pero la cobertura y la tipología de seguros varía en función del valor de la tarjeta contratada.
  • Cada movimiento realizado con la tarjeta de débito queda reflejado, tanto las compras o la retirada de dinero en efectivo en el cajero queda. Por lo tanto, permiten tener un mayor control de los gastos. Para ello solo se necesita revisar el extracto de la tarjeta de débito o consultar esta información en la propia web o App de la entidad bancaria.

4. Desventajas de las tarjetas de débito

Tal como ocurre con las tarjetas de crédito, las tarjetas de débito también tienen algunas desventajas que conviene tener presentes:

  • Acabamos de ver que las tarjetas de débito incluyen seguros como valor añadido, pero no todas cuentan con seguros de compra y robo. Por lo tanto, en caso de robo o extravío, el gasto de las compras que se realicen no se reembolsa al titular de la tarjeta.
  • A la hora de retirar efectivo en el cajero, las tarjetas de débito cuentan con un límite de 600 euros diarios aproximadamente para evitar posibles descubiertos.
ventajas tarjetas debito cajero automatico

5. Tarjetas de crédito vs. Tarjetas de débito: ¿Cuáles son sus diferencias?

Tras analizar en profundidad cada tipo de tarjeta, las posibilidades que ofrecen y sus desventajas, podemos ver las principales diferencias:

  • Las tarjetas de crédito permiten pagar las compras después de realizarlas, mientras que con las tarjetas de débito se pagan al momento.
  • Las compras con tarjeta de crédito pueden hacerse con el dinero de la cuente corriente del usuario o a través de la financiación de la entidad bancaria en el caso de no contar con la cantidad necesaria, mientras que las tarjetas de débito utilizan el dinero disponible en la cuenta corriente.
  • Las tarjetas de débito cuentan con tarjetas virtuales para realizar compras seguras en internet, mientras que las tarjetas de crédito no.
  • Las tarjetas de crédito tienen una mayor cobertura de seguros por lo que en caso de robo o extravío los gastos efectuados durante ese período son reembolsados a la persona titular de la tarjeta, mientras que con las tarjetas de débito no.
  • Las tarjetas de crédito no tienen una cifra límite establecida para poder retirar dinero en efectivo del cajero, mientras que las tarjetas de débito sí.
  • Para contratar una tarjeta de crédito se deben cumplir una serie de requisitos, mientras que conseguir una tarjeta de débito es mucho más simple.
  • Las tarjetas de crédito generan intereses, a veces bastante elevados, para muchas operaciones mientras que las tarjetas de débito no suelen tener ningún tipo de interés.
  • Con las tarjetas de débito es mucho más fácil llevar una correcta gestión financiera, mientras que con las tarjetas de crédito es más difícil al no tener ningún registro disponible hasta final de mes.

6. Qué es mejor: ¿Tarjeta de débito o de crédito?

No existe una opción mejor que la otra. Tanto las tarjetas de débito como de crédito serán buenas si se adaptan a las necesidades o expectativas de cada cliente. Para ello, es necesario que a la hora de contratar una u otra se tengan claras las diferencias y qué comporta cada una de ellas.

Por ejemplo, si lo que se busca es una tarjeta personal, dependerá de las circunstancias de cada persona y del uso que se le quiera dar, decantarse por una tarjeta de crédito o de débito.

Por el contrario, si lo que se busca es una tarjeta para los gastos corporativos de empresa, lo mejor será contar con tarjetas de débito que suelen ser gratuitas y solo se pueden utilizar en función del dinero que haya en la cuenta vinculada.

7. Tickelia y las tarjetas virtuales para compras y suscripciones online

En este sentido, Tickelia es una solución de gestión de compras indirectas y suscripciones de empresa que cuenta con tarjetas virtuales de un solo uso para aumentar la seguridad de los pagos por internet.

Una vez la solicitud de gasto de un empleado ha sido aprobada por su responsable a través de la App de Tickelia, se genera una tarjeta virtual para realizar el pago de ese gasto en concreto.

En el caso de las suscripciones, con Tickelia también podrás gestionarlas a través de tarjetas virtuales, pausando aquellas que no se vayan a usar durante un período de tiempo o cancelando las que ya no sean relevantes a través de la App.

De esta manera, no solo se tiene un mayor control de las compras indirectas y suscripciones que se realizan en la empresa, sino que también se consigue una mayor seguridad en los pagos por internet y se elimina el caos que supone que los empleados compartan tarjetas corporativas.

Control, visibilidad y seguridad de las compras online y suscripciones de empresa con Tickelia
Etiquetas
Compartir
Bea Naveros
Redactora de contenidos en Inology. Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universitat Autònoma de Barcelona.
Categorías
  • Los artículos más leídos de Contabilidad y Fiscalidad
  • Redes sociales
    Últimas noticias
    Newsletter
    Los artículos más
    leídos del Blog
    Solicitar demo

      Ver condiciones

      Artículos relacionados

      El Debe y el Haber son términos fundamentales en contabilidad. Representan las dos columnas principales en las que se registran las transacciones financieras en los

      ...

      Conjuntamente con el calendario laboral, el calendario fiscal de 2024 desempeña un papel fundamental en la planificación anual de cualquier empresa. En este artículo, te

      ...

      El Float es un concepto que ha capturado la atención de profesionales financieros, inversores y empresarios, debido a su impacto en diversas áreas de la

      ...

      Solicitar una demostración

        Consigue la Guía rellenando este formulario

          ¡Descarga nuestra Guía sobre la digitalización de gastos de empresa!

          Descubre cómo automatizar el proceso de gestión de gastos y sus ventajas gracias a nuestra Guía completamente gratuita.