Conoce las diferencias de estos dos tipos de gastos

Gastos de ventas y gastos administrativos: principales diferencias

Los gastos administrativos y de ventas son componentes clave de los gastos operativos requeridos para el sostenimiento y crecimiento de una empresa. Su análisis detallado no solo permite a los gestores empresariales obtener una visión más clara sobre las estrategias de control de costos, sino que también ayuda a evaluar la eficiencia en la utilización de recursos humanos y marketing. ¡Sigue leyendo para más detalles!

1. ¿Qué son los gastos administrativos?

Los gastos administrativos, también conocidos como gastos de administración o gastos generales, son todos aquellos asociados con la gestión y administración general de una empresa, como resultado directo de su operatividad organizacional, que no están directamente vinculados a la producción, venta o entrega de bienes o servicios.

Como ejemplo, en una empresa, los gastos administrativos se podrían generar por conceptos como:

  • Alquiler de oficinas.
  • Gastos asociados con el espacio de trabajo, como servicios públicos y mantenimiento.
  • Pago de nómina al personal administrativo.
  • Seguros obligatorios.
  • Suministros de oficina.
  • Costos de contratación y formación.
  • Pagos y reembolsos de viajes de negocios.

En resumen, todos aquellos gastos vinculados a la gestión y que posibilitan el funcionamiento continuo de la empresa.

Los gastos administrativos son necesarios para el funcionamiento de cualquier empresa, pero deben controlarse para asegurar que no consuman una proporción excesiva de los ingresos. En general, se espera que estos se mantengan relativamente constantes en relación con los ingresos totales de la empresa, lo que permite que la empresa se beneficie de las economías de escala a medida que crece.

2. ¿Qué son los gastos de venta?

Los gastos de ventas, también conocidos como gastos de comercialización, son aquellos recursos que se derivan directamente de la comercialización y venta de los productos o servicios de una empresa, es decir todos aquellos recursos requeridos para la distribución, entrega y promoción de los productos y/o servicios de la empresa. Están destinados a satisfacer las necesidades de los clientes.

Los gastos de venta abarcan los costos asociados con el marketing, la logística y todas las actividades necesarias para garantizar que el producto o servicio lleguen al mercado y a los clientes.

Algunos ejemplos de gastos de ventas son:

  • Sueldos y comisiones de personal de ventas.
  • Publicidad y promoción.
  • Viáticos (alojamiento, alimentación y gastos generales durante los viajes de negocios de los vendedores).
  • Almacenamiento y distribución de productos.
  • Costos de envío y entrega.
  • Depreciación de equipos de ventas y distribución.

En el panorama financiero de una empresa, es crucial administrar eficientemente los recursos económicos, garantizando que los ingresos obtenidos de las ventas superen los costos, incluyendo los gastos de venta. De no ser así, la empresa no estaría alcanzando sus objetivos de retorno de la inversión (ROI), un aspecto fundamental en cualquier negocio.

2.1.Tipos de gastos de venta

Los gastos de ventas se pueden clasificar en cuatro categorías principales:

2.1.1. Gastos de ventas directos

Son todos aquellos gastos que están directamente asociados con la venta de un producto o servicio, es decir, aquellos que se dan en el instante en que se ejecuta la transacción con el cliente.

Algunos ejemplos de gastos de ventas directos incluyen:

  • Comisiones de ventas.
  • Costos de envío y entrega.
  • Embalaje.
  • Costos de producción de productos personalizados.

2.1.2. Gastos de ventas indirectos

Son todos aquellos gastos que contribuyen a una estrategia de ventas orientada a potenciar la visibilidad y promoción de la marca. Estos gastos son necesarios para el funcionamiento general del departamento de ventas y marketing y se incurren independientemente del número de ventas realizadas.

Algunos ejemplos de gastos de ventas indirectos pueden incluir:

  • Campañas de marketing.
  • Promoción de productos y servicios en ferias, exposiciones, etc.
  • Viáticos para representantes de ventas.
  • Salarios.

2.1.3. Gastos de ventas fijos

Los gastos de ventas fijos son aquellos asociados con la función de ventas de una empresa que no cambian con el volumen de ventas. Estos gastos se ejecutan independientemente de la cantidad de productos o servicios que se vendan.

Algunos ejemplos de gastos de ventas fijos pueden incluir:

  • Salarios base del personal de ventas.
  • Alquiler o hipoteca de los espacios de venta.
  • Seguros.
  • Publicidad y promoción con una agencia de publicidad.
  • Cuota fija por alquiler de plataformas tecnológicas.

Es importante que las empresas gestionen eficientemente sus gastos de ventas fijos, ya que estos representan un compromiso financiero continuo, independientemente de los ingresos generados por las ventas.

2.1.4. Gastos de venta variables

Los gastos de venta variables son aquellos que cambian directamente en proporción al volumen de ventas de una empresa. Es decir, aumentan cuando las ventas aumentan y disminuyen cuando las ventas disminuyen.

No obstante, es importante destacar que un incremento en estos gastos no necesariamente indica un aumento en las ventas, ya que tal aumento también puede ser el resultado de costos acumulados o de contingencias durante un período de alza de precios.

Algunos ejemplos de gastos de venta variables pueden incluir:

  • Comisiones de ventas.
  • Costos de envío y manejo.
  • Costos de empaque.
  • Descuentos de ventas y devoluciones.

Estos gastos variables son un componente clave en la estructura de costos de una empresa y su gestión eficiente puede tener un impacto significativo en la rentabilidad de la empresa.

3. Diferencias entre los gastos administrativos y los gastos de venta

3.1. Los gastos administrativos revelan perspectivas de rentabilidad, mientras que los gastos de ventas están ligados únicamente al ciclo de ventas

Los gastos administrativos facilitan la identificación de oportunidades para invertir, establecer nuevas alianzas o expandir las actividades de la organización. Por otro lado, los gastos de venta se concentran en las etapas relacionadas con la venta de productos o servicios, incluyendo logística, transporte, interacción con proveedores y puntos de venta.

3.2. Los gastos administrativos son generalmente fijos, mientras que los de venta suelen variar

Los gastos recurrentes como salarios, alquiler de oficinas, servicios públicos, suministro de oficina, entre otros, suelen ser estables. Sin embargo, los costos de ventas poseen una naturaleza semivariable, donde influyen distintos factores de venta que pueden elevar o disminuir su total. Factores como el precio de las materias primas, la inestabilidad del mercado, entre otros, están fuera del control de la organización y dependen en gran medida del volumen de ventas.

3.3. Los gastos administrativos se orientan a la formación del personal, mientras que los de ventas a su motivación

Los gastos administrativos, enfocados en la capacitación del personal, son cruciales para la rentabilidad. En contraparte, los gastos de ventas, relacionados con producción y comercio, evidencian la efectividad de estos gastos administrativos. Un correcto desembolso en formación puede minimizar los gastos de venta, al optimizar las estrategias comerciales a través de un personal motivado y preparado.”

3.4. Ante la subcontratación, los gastos administrativos tienden a disminuir, mientras que los gastos de venta a aumentar

La subcontratación de tareas secundarias a expertos fuera de la empresa puede potenciar la eficacia de ciertas funciones y mejorar la relación coste-beneficio, especialmente en tareas administrativas.

Sin embargo, los gastos de venta pueden aumentar con la subcontratación debido a varios factores. Por ejemplo, si una empresa subcontrata su función de ventas a una fuerza de ventas externa, puede terminar pagando comisiones más altas. Además, puede haber costos adicionales asociados con la coordinación y la comunicación con la fuerza de ventas subcontratada. También puede haber costos ocultos en el contrato de subcontratación que pueden aumentar los gastos de venta.

4. Gastos administrativos ejemplos

Los gastos administrativos son los costos asociados con las funciones de administración y gestión general de una empresa. A diferencia de los gastos de venta, que están directamente relacionados con la venta de productos o servicios, los gastos administrativos son necesarios para el funcionamiento diario general de la empresa, pero no están directamente vinculados a la producción o venta.

Algunos ejemplos comunes de gastos administrativos incluyen:

  • Sueldos y Beneficios del Personal Administrativo: Incluye los sueldos, salarios, bonificaciones y beneficios pagados al personal administrativo, como gerentes, empleados de RR.HH., personal de contabilidad y finanzas, y recepcionistas.
  • Alquiler de Oficinas: Costo de alquilar el espacio de oficina donde se realizan las actividades administrativas.
  • Suministros de Oficina: Gastos en papel, bolígrafos, tinta de impresora, y otros suministros necesarios para el funcionamiento de una oficina.
  • Servicios Públicos: Gastos de electricidad, agua, gas y otros servicios necesarios para mantener la oficina funcionando.
  • Equipamiento y Mobiliario de Oficina: Costos de compra o alquiler de escritorios, sillas, computadoras, impresoras y otros equipos necesarios para el entorno de oficina.
  • Software y Licencias: Gastos en software necesario para la gestión del negocio, como programas de contabilidad, gestión de proyectos, y otras aplicaciones de oficina. También incluye los costos de las licencias y suscripciones.
  • Servicios Profesionales: Honorarios pagados por servicios legales, contables, consultoría y otros servicios profesionales externos.
  • Seguros: Costos de seguros necesarios para proteger los activos de la empresa, como el seguro de propiedad, seguro de responsabilidad civil y otros seguros relacionados con la gestión empresarial.
  • Gastos de Depreciación: Gastos relacionados con la depreciación de activos fijos utilizados en las operaciones administrativas, como edificios, equipos y vehículos.
  • Viajes y Gastos de Representación: Costos asociados con viajes de negocios, reuniones y hospitalidad relacionados con la gestión y administración de la empresa.
  • Tecnología de la Información (TI) y Mantenimiento: Gastos relacionados con el mantenimiento de sistemas de TI, actualizaciones de hardware y software, y soporte técnico.
  • Comunicaciones: Gastos en servicios de telefonía, internet y correo postal necesarios para las operaciones administrativas.

Es crucial para las empresas controlar cuidadosamente estos gastos para asegurar la eficiencia operativa y la sostenibilidad financiera. Aunque los gastos administrativos son esenciales para el funcionamiento de una empresa, una gestión ineficaz o un gasto excesivo en estas áreas pueden afectar negativamente la rentabilidad.

5. Gastos de venta ejemplos

Los gastos de venta son todos aquellos costos y gastos en los que incurre una empresa para vender sus productos o servicios. Estos pueden variar ampliamente dependiendo del tipo de negocio, el sector en el que opera, y su modelo de ventas. Algunos ejemplos comunes de gastos de venta incluyen:

  • Sueldos y Comisiones: Incluye los sueldos, salarios y comisiones pagadas al personal de ventas. Este es a menudo uno de los mayores gastos de venta para muchas empresas.
  • Publicidad y Promoción: Gastos en actividades para promocionar los productos o servicios de la empresa, como publicidad en medios digitales y tradicionales, marketing de contenidos, relaciones públicas, eventos y ferias comerciales.
  • Viajes y Representación: Gastos incurridos por el personal de ventas para viajar a reuniones con clientes, conferencias, exposiciones y otras actividades de venta. Esto puede incluir costos de transporte, alojamiento, comidas y entretenimiento.
  • Materiales de Venta y Presentación: Costos asociados con la producción de materiales de marketing y ventas, como folletos, muestras de productos, presentaciones, catálogos y software de presentación.
  • Alquiler de Espacios Comerciales: Si una empresa opera desde una tienda o un showroom, el alquiler de estos espacios se considera un gasto de venta.
  • Gastos de Teléfono y Comunicaciones: Costos de comunicaciones utilizadas por el equipo de ventas, incluyendo teléfonos móviles, internet y otros gastos de telecomunicaciones.
  • Formación y Desarrollo: Inversiones en la formación y el desarrollo profesional del equipo de ventas, incluyendo seminarios, cursos en línea y talleres.
  • Software de Gestión de Relaciones con Clientes (CRM): Costos asociados con el uso de software de CRM para gestionar contactos con clientes, seguimiento de ventas y gestión de relaciones con clientes.
  • Gastos de Envío y Manipulación: Para empresas que envían productos directamente a los clientes, los gastos de envío y manipulación pueden ser un componente significativo de los gastos de venta.
  • Gastos de Cobranza: Incluyen los costos asociados con el proceso de cobranza de cuentas por cobrar, que pueden incluir software de gestión de cobranzas, gastos legales y costos de agencias de cobranza.

Es importante para las empresas rastrear y gestionar eficientemente estos gastos, ya que una gestión inadecuada puede erosionar los márgenes de beneficio. Los gastos de venta deben ser analizados regularmente para asegurar que están alineados con los ingresos generados y contribuyen efectivamente a los objetivos de crecimiento de la empresa.

Gastos administrativos y de ventas diferencias

6. Importancia del control de gastos administrativos y de ventas

El control de los gastos operativos, incluyendo los gastos administrativos y de ventas, es fundamental para la eficiencia y rentabilidad de cualquier empresa. Estos gastos forman parte de las operaciones cotidianas y pueden tener un impacto significativo en los ingresos netos. Aquí hay algunas razones por las que son tan importantes:

6.1. Rentabilidad

El control de los gastos operativos es vital para mantener y mejorar la rentabilidad de la empresa. Los gastos altos y no controlados pueden erosionar rápidamente los ingresos, reduciendo la rentabilidad y el potencial de crecimiento a largo plazo de la empresa.

6.2. Eficiencia operativa

Un buen control de los gastos permite a la empresa identificar ineficiencias y áreas de mejora en sus operaciones. Por ejemplo, si los gastos de ventas están aumentando, pero las ventas no están creciendo al mismo ritmo, puede ser una señal de que la estrategia de ventas no está funcionando tan eficazmente como debería.

6.3. Presupuesto y planeación financiera

Controlar los gastos operativos ayuda a la empresa a adherirse a su presupuesto y a sus planes financieros. Esto puede facilitar la toma de decisiones, ya que proporciona una imagen más clara de los recursos disponibles y de cómo se están utilizando.

6.4. Competitividad

Las empresas que mantienen un control eficiente de sus gastos operativos suelen ser más competitivas en el mercado, ya que pueden ofrecer precios más atractivos a los clientes sin sacrificar su margen de beneficio.

6.5. Flujo de caja

El control de los gastos operativos también puede ayudar a mejorar el flujo de caja, lo que es esencial para la estabilidad financiera de cualquier empresa. Un buen flujo de caja permite a la empresa invertir en nuevas oportunidades de negocio, manejar los costos inesperados y asegurar que pueda cumplir con sus obligaciones financieras.

7. ¿Cómo elaborar un presupuesto para gastos administrativos y de ventas?

Elaborar un presupuesto para los gastos administrativos y de ventas es un proceso esencial para la gestión financiera de una empresa. Te permitirá tener un control sobre tus gastos y te ayudará a tomar decisiones informadas. A continuación, un proceso paso a paso:

  • Análisis de Gastos Pasados: Comienza revisando los gastos administrativos y de ventas de los últimos años. Esto te proporcionará un punto de partida y te permitirá entender tus patrones de gastos.
  • Identificación de Costos Fijos y Variables: Separa tus gastos en costos fijos, que son consistentes y predecibles (como el alquiler de la oficina, suscripciones a software, salarios, etc.) y costos variables, que cambian en base al volumen de las ventas o a otros factores (como comisiones de ventas, publicidad, costos de envío, etc.).
  • Previsión de Gastos Futuros: Con base en los datos históricos y los planes futuros de la empresa, haz una previsión de tus gastos. Para los costos fijos, esto puede ser relativamente directo. Para los costos variables, puedes hacer proyecciones basándote en tus metas de ventas o de crecimiento.
  • Planificación de contingencias: Es importante tener un plan para posibles imprevistos. Puede ser útil añadir un cierto porcentaje (por ejemplo, un 5-10%) al presupuesto total para cubrir estos posibles gastos inesperados.
  • Elaboración del Presupuesto: Con toda esta información, puedes empezar a elaborar el presupuesto. Detalla todos los gastos por categoría y calcula el total. Asegúrate de revisar y actualizar este presupuesto regularmente a medida que recibas información más actualizada.
  • Revisión y Aprobación: Finalmente, el presupuesto debe ser revisado y aprobado por las partes interesadas pertinentes, como el equipo de dirección o los propietarios de la empresa.
  • Seguimiento y Control: Una vez que el presupuesto esté en marcha, es vital hacer un seguimiento regular de los gastos reales en comparación con los presupuestados. Esto te permitirá hacer ajustes en tiempo real y asegurarte de que estás cumpliendo con tus objetivos financieros.

Recuerda que un presupuesto es una estimación y es posible que no sea 100% preciso. Es importante ser flexible y estar dispuesto a hacer ajustes a medida que cambian las circunstancias.

8. Formas de optimizar los gastos administrativos y de ventas

La optimización de los gastos administrativos y de ventas es una estrategia crucial para mejorar la eficiencia operativa y la rentabilidad de tu negocio. Aquí hay algunos consejos que puedes considerar:

  • Análisis de gastos: El primer paso para optimizar los gastos es entender en qué se está gastando el dinero. Debes hacer un análisis detallado de tus gastos actuales para identificar las áreas en las que se pueden hacer ahorros.
  • Automatización de procesos: La automatización es una forma eficaz de reducir los gastos administrativos. Puedes automatizar tareas como la facturación, la gestión y legalización de los gastos de viaje, el seguimiento de inventario, la nómina y otras tareas administrativas. Esto puede mejorar la eficiencia y reducir los errores, lo que a su vez puede resultar en ahorros significativos. Utiliza software para el control de gastos como el ofrecido por Tickelia, que te permiten digitalizar la legalización y gestión de viáticos y gastos de viaje de empresa.
  • Negociación con proveedores: A veces, puedes reducir los gastos simplemente negociando mejores condiciones con tus proveedores actuales. Esto puede incluir mejores precios, términos de pago más favorables o incluso servicios adicionales.
  • Formación y desarrollo de empleados: Invierte en la formación de tus empleados para que puedan desempeñar su trabajo de manera más eficiente. Esto puede conducir a una reducción de los gastos de ventas y administrativos a largo plazo.
  • Optimización de la cadena de suministro: La optimización de la cadena de suministro puede conducir a ahorros significativos. Esto puede incluir la consolidación de las compras para obtener descuentos por volumen, la mejora de los procesos de inventario para reducir los costos de almacenamiento, y la mejora de la logística para reducir los costos de envío.
  • Evaluación regular: Por último, pero no menos importante, es importante evaluar regularmente tus gastos y buscar formas de optimizarlos. El entorno empresarial cambia constantemente, por lo que debes estar dispuesto a adaptarse y buscar nuevas formas de mejorar la eficiencia y reducir los costos.

En conclusión, los gastos administrativos y de venta son dos componentes clave de la estructura de costos de una empresa. Los gastos administrativos son aquellos relacionados con las operaciones internas generales y la gestión de la empresa.

Por otro lado, los gastos de venta se asocian directamente con la comercialización y venta de bienes o servicios. Ambos son fundamentales para el funcionamiento de cualquier negocio y se deben gestionar de manera eficaz para optimizar la rentabilidad y asegurar la viabilidad financiera de la organización.

Automatiza la gestión de la legalización de viáticos y gastos de viaje de empresa
Etiquetas
Compartir
Bea Naveros
Redactora de contenidos en Inology. Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universitat Autònoma de Barcelona.
  • Los artículos más leídos de Gestión de gastos
  • Redes sociales
    Últimas noticias
    Boletín
    Los artículos más
    leídos del Blog
    Solicitar demo

      Ver condiciones

      Artículos relacionados

      Para que las empresas tengan un absoluto control de las finanzas es preciso que dispongan de un sistema para legalizar cada gasto que se realiza.

      ...

      El cash management es una practica crucial que hace que las organizaciones optimicen sus flujos de caja, maximizar la liquidez y mejorar su salud financiera.

      ...

      Este artículo profundiza en la mecánica de los sistemas de facturación, desentrañando cómo funcionan y por qué se han convertido en componentes indispensables para la

      ...

      Solicitar una demostración

        Inscríbete al Webinar rellenando este formulario

          ¡Inscríbete a nuestro Webinar Flash!

          No te vayas sin antes inscribirte a nuestro Webinar Flash de 20 minutos, sin costo y en vivo, que te permitirá descubrir cómo automatizar la gestión de gastos y viáticos de empresa, y cómo reducir tiempo y dinero invertido en el proceso