¿Qué es la productividad empresarial y cómo calcularla?

¿Cómo calcular la productividad global de tu empresa?

El dinero es el idioma de los negocios. Tanto es así que todos los propietarios y altos directivos de las empresas se interesan por cómo calcular la productividad de la suya. Al fin y al cabo, es una métrica cuyo resultado nos permite derivar un montón de conclusiones que, en definitiva, nos comunican cómo van las cosas. Siendo un tema tan importante, hemos querido dedicar este artículo para abarcarlo todo paso a paso, ya que no es tan fácil como aplicar una simple fórmula de productividad.

1. ¿Qué es la productividad global en una empresa?

Como podrás imaginar, la productividad global de una empresa trata de medir la eficiencia con que esta utiliza sus recursos. Es decir, calcula la relación entre la cantidad de producción generada por la empresa y la cantidad de recursos invertidos para lograrlo.

Si bien ambos conceptos evalúan el desempeño de una compañía, no debe confundirse con el cálculo de la rentabilidad de una empresa. Esta mide, esencialmente, la capacidad de la empresa para generar ganancias, mientras que la productividad muestra su eficiencia.

1.1. ¿Qué factores influyen en la productividad de una empresa? </h3>

Una de las mayores claves, antes de empezar a lanzar números al aire, es comprender qué recursos entran en juego en tu negocio para ejecutar la fórmula de productividad:

  • Recursos humanos: El nivel de formación y la motivación de los empleados son factores clave en la productividad de una empresa. Invertir en cultura corporativa vale su peso en oro.
  • Materia prima: La calidad y disponibilidad de la materia prima para crear tu producto o realizar tu servicio pueden ser algo a tener en cuenta. Una mala gestión podría ser detrimental para tu productividad global.
  • Capital: Al invertir en capital como maquinaria, equipos y nuevas instalaciones, inviertes en mayor capacidad para producir bienes o servicios a mayor escala.
  • Gestión empresarial: Viene a referirse a la calidad de la gestión empresarial y la toma de decisiones.
  • Entorno externo: Si bien hablaremos en detalle más adelante en el artículo, la competencia, la regulación y los cambios en la demanda del mercado, pueden tener un impacto significativo en esta fórmula.
  Técnicas de venta: estrategias efectivas para el departamento comercial

Por supuesto, cada empresa es un mundo. Lo que deba tenerse en cuenta en una puede ser totalmente omisible en la otra. Piensa en cuál es tu cadena de valor particular.

1.2. ¿Cómo puedes mejorar la productividad de una empresa?

Antes de proceder a la fórmula de productividad empresarial, tiene sentido entrar en cuáles son las formas de optimizar la eficiencia de tu negocio. De este modo, tu plan de futuro tendrá una estructura mucho más sólida

  • Establecer metas y objetivos claros: Todo proyecto empresarial debe tener clarísimos sus objetivos a corto, medio y largo plazo. Así como sentar una misión, visión y valores. Acotar una buena filosofía de empresa y tener una dirección clara es beneficioso para el rendimiento y motivación de tus empleados.
  • Eliminar cuellos de botella: Son los puntos en el proceso de producción donde se acumula trabajo y se retrasa el proceso. Saber identificarlos es tan importante como deshacerte de ellos .
  • Formación y talleres: Independientemente de cuál sea tu sector, lo más probable es que esté en constante evolución. Adaptarse a los tiempos y a las tendencias es clave, y es tu trabajo asegurarte de que tus empleados se mantengan al tanto.
  • Mejorar la gestión del inventario: La frase lo dice todo. Como más crezca tu empresa, más te irás dando cuenta de lo fundamental que es tener bien controlado el tema logístico.
  • Digitalización y automatización de procesos: Gracias a ello, las empresas pueden incrementar considerablemente sus niveles de eficiencia y rentabilidad. Con soluciones tecnológicas, es muy fácil mejorar distintas tareas que afectan en el día a día de una empresa. Por ejemplo, con Tickelia, se puede reducir el tiempo invertido en la gestión de gastos en un 75% y automatizar hasta un 90% de las tareas manuales relacionadas.
  Umbral de rentabilidad: dónde está el punto de equilibrio en la contabilidad de costes

Asimismo, nunca está de más realizar auditorías periódicas para que puedas ir viendo si hay algún fallo en cómo se están llevando las cosas.

2. ¿Cuál es la fórmula de productividad empresarial?

Finalmente, llegamos a lo que nos interesa. Nuestra intención es ayudarte a ver todo lo que entra en un tema que, realmente, es algo complejo y debe estudiarse bien.

Una vez ya tengas claros todos los recursos (los cuales hemos listado anteriormente) que intervienen en tu proceso de producción, deberás aplicar la fórmula de productividad global, que se utiliza comúnmente en economía. Esta consiste en relacionar la producción de la empresa con el coste de todos los factores (recursos) usados:

Si has obtenido un número superior a 1, significará que estás obteniendo mayores ingresos que gastos y, por ende, tu empresa es rentable. Es decir, si tu resultado es, por ejemplo, 1,8€, la interpretación es que por cada euro que has puesto en la empresa estás obteniendo 1,8€ en retorno.

Si tu resultado es menor a 1, estarás perdiendo dinero. Aun así, es común en casi todas las empresas que empiezan, debido a la fuerte inversión que requieren inicialmente.

Obviamente, conseguir un número preciso a tu actividad empresarial es una tarea difícil. Por ello te animamos a que analices tu proceso de producción de principio a fin.

3. ¿Cómo utilizar el cálculo de la productividad para mejorar tu empresa?

Ya tenemos un número que cuantifica cuál es la productividad en tu empresa. Está bien, pero… ¿Ahora qué? ¿Cómo transformarlo en lo que nos interesa?

En resumidas cuentas, lo que nos interesa es identificar todas las áreas de oportunidad para ser más eficientes y rentables. Indudablemente, tiene que haber alguna etapa en tu cadena de valor donde se esté desperdiciando tiempo y recursos. Intervén, y reducirás costos.

  NIF o CIF ¿Qué utilizan las empresas?

Por otro lado, el resultado de productividad global te permite usarlo como referencia establecer nuevos objetivos y monitorizar tu progreso. Una forma de conseguirlo es reduciendo los tiempos de producción o aumentando la cantidad de productos producidos por hora haciendo un seguimiento de las métricas clave. Así, podrás ajustar las operaciones según sea necesario.

Identificando tendencias a lo largo del tiempo podrás ver cosas como los períodos del año en los que la productividad es más alta o más baja y tomar medidas para aprovecharlas o mitigarlas.

Organiza tu flujo de notas de gastos y viajes de empresa con Tickelia
Etiquetas
Compartir
Bea Naveros
Redactora de contenidos en Inology. Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universitat Autònoma de Barcelona.
Categorías
  • Los artículos más leídos de Glosario
  • Redes sociales
    Últimas noticias
    Newsletter
    Los artículos más
    leídos del Blog
    Solicitar demo

      Ver condiciones

      Artículos relacionados

      ¿Qué es realmente una factura proforma y por qué es fundamental en el mundo empresarial? ¿Cuál es su función principal y cómo difiere de una

      ...

      Conocer los datos fiscales de tu empresa es importante a la hora de llevar a cabo trámites habituales, como las facturas, así como la declaración

      ...

      Las provisiones contables son una herramienta clave para gestionar los riesgos financieros y asegurarse de que una empresa esté preparada para enfrentar eventos inciertos que

      ...

      Solicitar una demostración

        Consigue la Guía rellenando este formulario

          ¡Descarga nuestra Guía sobre la digitalización de gastos de empresa!

          Descubre cómo automatizar el proceso de gestión de gastos y sus ventajas gracias a nuestra Guía completamente gratuita.