El auxilio de rodamiento compensa el uso del vehículo privado del trabajador

¿Qué es el auxilio de rodamiento en Colombia?

¿Trabajas como comercial y tienes que hacer uso de tu vehículo propio durante tu jornada laboral? ¿Tienes que acudir a reuniones en otras sucursales de tu empresa? Sea cual sea el motivo, si para realizar tus tareas laborales precisas del uso de tu propio vehículo, tienes derecho a recibir el auxilio de rodamiento. En este post, te mostraremos qué es el auxilio de rodamiento, quién puede percibirlo y las diferencias existentes con el auxilio de transporte. ¡Sigue leyendo!

1. ¿Qué es el auxilio de rodamiento?

El auxilio de rodamiento es una compensación que reciben aquellos trabajadores que utilizan su vehículo propio para el cumplimiento de sus funciones laborales. La finalidad de esta compensación económica es la de compensar los gastos que se generan por el uso del vehículo en cuestión:

  • Combustible.
  • Mantenimiento.
  • Desgaste del vehículo.

Al tratarse de una compensación, el auxilio de rodamiento no constituye base salarial. Así queda reflejado en el Artículo 128 del Código Sustantivo del Trabajo (CST)

“No constituyen salario las sumas que ocasionalmente y por mera liberalidad recibe el trabajador del empleador (…) Tampoco las prestaciones sociales de que tratan los títulos VIII y IX, ni los beneficios o auxilios habituales u ocasionales…”

El auxilio de rodamiento se debe pactar entre empleador y trabajador, detallando los conceptos, con sus correspondientes cuantías, que quedarán compensados. Por lo tanto, al tratarse de un acuerdo entre empresa y trabajador, debe quedar reflejado en el contrato que el auxilio de rodamiento no constituye salario.

El auxilio de rodamiento se paga a aquellos empleados que hacen uso de su vehículo privado para realzar sus tareas laborales.

2. ¿Quién tiene derecho a percibir el auxilio de rodamiento?

Esta compensación está prevista para aquellos trabajadores que dependan del uso de su vehículo propio para poder desempeñar sus funciones, dentro de una empresa.

El auxilio de rodamiento queda explícitamente vinculado a dicha necesidad de uso del vehículo y en ningún caso, cubrirá los gastos que se generen para que un trabajador se desplace de su hogar a su puesto de trabajo. En dicho caso, y cumpliendo unos requisitos que veremos más adelante, la compensación que se aplica para que un trabajador pueda desplazarse de su vivienda al trabajo y viceversa se conoce como auxilio de transporte.

Pero recuerda, el auxilio de rodamiento es un pacto entre empleador y trabajador, por lo que las empresas no están obligadas a otorgar dicha compensación.

3. ¿Se puede modificar o cancelar el auxilio de rodamiento?

Según lo estipulado en el artículo 128 del CST, este tipo de retribuciones que reciben los trabajadores “por mera liberalidad”, no están sujetas a ninguna regulación, salvo al pacto que se crea entre empleador y trabajador.

Ahora bien, si el auxilio de rodamiento está definido y correctamente indicado en un contrato laboral, este no se podrá modificar ni eliminar bajo ningún concepto. Lo que está redactado en el contrato es de obligatorio cumplimiento. Por lo tanto, siempre es aconsejable que todos los puntos relacionados con el auxilio de rodamiento estén redactados en el contrato, así se beneficiarán de la validez legal del propio contrato.

Automatiza la gestión de la legalización de viáticos y gastos de viaje de empresa

4. Diferencias entre el auxilio de transporte y el auxilio de rodamiento

Tal y como hemos comentado anteriormente, el auxilio de transporte está pensado para compensar los gastos que se generan en el desplazamiento de un trabajador, desde su hogar hasta su puesto de trabajo y viceversa. Pero no todos los trabajadores son susceptibles de poder recibir el auxilio de transporte.

Para poder estar en derecho de percibir esta retribución, se deben cumplir con tres requisitos:

  • Cobrar menos de dos salarios mínimos legales mensuales vigentes. Actualmente, el salario mínimo en Colombia es de 1.000.000 pesos colombianos.
  • No vivir cerca del puesto de trabajo.
  • Que el empleador no ofrezca un servicio de transporte para los empleados que cumplan con los dos requisitos anteriores.

Por lo tanto, si se cumplen estos requisitos, se está en pleno derecho de recibir el auxilio de transporte.

En cambio, el auxilio de rodamiento, tal y como hemos visto anteriormente, se trata de un subsidio que reciben los empleados por usar su vehículo para cumplir con sus labores profesionales. Pero no cubrirán, únicamente, los gastos de desplazamiento de su hogar al puesto de trabajo.

Por lo tanto, la gran diferencia entre auxilio de transporte y auxilio de rodamiento es que, el primero, sí se reconoce de manera legal y está sujeto a unas condiciones que, en el caso de que se cumplan, los trabajadores pueden reclamar el cobro de ese subsidio. Mientras que el auxilio de rodamiento es un acuerdo entre empleador y trabajador y se considera un pago por mera liberalidad.

Otra diferencia es el tema de la cuantía que se debe pagar. El auxilio de rodamiento, al tratarse de un acuerdo entre empleador y trabajador, no hay definida una cuantía oficial. Cada empresa pactará con sus trabajadores un monto para los auxilios de rodamiento.

Por otro lado, los auxilios de transporte sí tienen fijado un monto, el cual, desde enero de este mismo año, 2022, se fijó en 117.172 pesos colombianos.

4.1 ¿Se puede cobrar el auxilio de transporte y el auxilio de rodamiento a la vez?

La respuesta a esta pregunta es.

Imaginemos que una empresa tiene contratado a un trabajador para realizar funciones de comercial. Si este no cobra más de dos salarios mínimo legal mensual vigente y vive lejos del puesto de trabajo, este podrá percibir el auxilio de transporte. Pero, si añadimos que este trabajador tiene que hacer uso de su vehículo privado para visitar a los clientes, también está en derecho de recibir el auxilio de rodamiento. En conclusión, no todos los trabajadores pueden percibir tanto el auxilio de rodamiento como el auxilio de transporte, pero sí es compatible recibir ambos auxilios, si las condiciones lo permiten.

5. Recomendaciones para gestionar los auxilios de rodamiento

Tras comprobar en qué consiste un auxilio de rodamiento, vamos a ver algunas recomendaciones para facilitar la gestión de este tipo de gasto:

  • Fijar un presupuesto. Es importante tener presente qué cantidad del presupuesto de la empresa se puede destinar a pagar un auxilio de rodamiento. Esto evitará sobrecargos y descuadres en las finanzas de la compañía.
  • Marcar un límite. Además del presupuesto, es importante marcar unos límites para un auxilio de rodamiento. De esta manera, se podrá tener un control más efectivo del dinero que se está abonando al trabajador, el cual no debería sufrir variaciones.
  • Hacer un estudio financiero. Si estás planteando adjudicar un auxilio de rodamiento a tus empleados, pero no conoces bien el monto que debes abonar, es muy recomendable realizar un estudio previo. Incluso habar con otras empresas para saber cómo funcionan respecto a los auxilios de rodamiento.
  • Concretar todos los aspectos contractuales. Es muy importante dejar por escrito todas las condiciones que se han pactado entre empleador y trabajador. De esta manera, ambas partes se aseguran de que se cumplirá el contrato firmado.

6. ¿Cómo abonar el auxilio de rodamiento con Tickelia?

Muchas empresas no disponen de una solución específica para la gestión de los auxilios de rodamiento, por lo que esta tarea se suele realizar de manera manual o a través de hojas de cálculo como las que ofrece Excel. El problema de realizar estos procedimientos es el elevado tiempo que conllevan y el factor humano que genera muchos errores.

Soluciones como Tickelia, digitalizan y automatizan estas tareas, ofreciendo un sistema colaborativo entre el trabajador y el responsable de controlar los auxilios de rodamiento, entre muchas otras funcionalidades.

Con Tickelia, el propio empleado es el encargado de legalizar todos los gastos que se deberán cubrir con el auxilio de rodamiento. Esta tarea se puede realizar de tres maneras diferentes:

  • Indicando un punto de partida y otro de llegada, desde la propia App de Tickelia, ya que al estar integrada con Google Maps, permite calcular la distancia del trayecto de forma automática.
  • Estableciendo rutas predefinidas, las cuales se realizan de manera habitual. De esta manera, ya se tiene un número fijo de kilómetros por defecto y el proceso de calcular el auxilio de rodamiento es más eficaz.
  • Anotando directamente la distancia recorrida.

Así, toda la tarea de gestión del auxilio de rodamiento se puede agilizar y simplificar, otorgando beneficios tanto al trabajador que se encuentra en movilidad, como para los responsables que se encargan de la gestión de los auxilios de rodamiento.

Automatiza la gestión de la legalización de viáticos y gastos de viaje de empresa
Etiquetas
Compartir
Bea Naveros
Redactora de contenidos en Inology. Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universitat Autònoma de Barcelona.
  • Los artículos más leídos de Movilidad
  • Redes sociales
    Últimas noticias
    Boletín
    Los artículos más
    leídos del Blog
    Solicitar demo

      Ver condiciones

      Artículos relacionados

      El precio de los combustibles en Colombia ha ido en aumento, así lo anuncio Ricardo Bonilla, ministro de Hacienda, quien dijo que se prevé que

      ...

      Calcular viáticos en las empresas es un tema clave en la gestión y legalización de gastos. Sin embargo, muchas empresas enfrentan dificultades para realizarlo debido

      ...

      La bonificación del transporte de los empleados desde el hogar hasta el lugar de trabajo y viceversa goza de una larga tradición en Colombia. Si

      ...

      Solicitar una demostración

        Inscríbete al Webinar rellenando este formulario

          ¡Inscríbete a nuestro Webinar Flash!

          No te vayas sin antes inscribirte a nuestro Webinar Flash de 20 minutos, sin costo y en vivo, que te permitirá descubrir cómo automatizar la gestión de gastos y viáticos de empresa, y cómo reducir tiempo y dinero invertido en el proceso