¿Cómo ha evolucionado el teletrabajo desde 2020?

Teletrabajo: ¿Cómo ha evolucionado tres años después de la pandemia?

El teletrabajo era un gran desconocido en España cuando se desató la pandemia del coronavirus, allá por marzo de 2020. Fueron muchos y muy grandes los esfuerzos que tuvieron que hacer las empresas para adaptarse a la nueva situación y digitalizar sus servicios, tanto a nivel interno como externo. Por aquel entonces, todo el mundo pensaba que el trabajo en remoto había llegado para quedarse. ¿Pero qué ha pasado con el teletrabajo tres años después?

1. La evolución del teletrabajo en España de 2020 a 2023

La COVID-19 nos cambió la vida de la noche a la mañana. De golpe y porrazo, tuvimos que reconvertir nuestras casas en hogares, gimnasios, centros de ocio y espacios de trabajo para adaptarnos a la nueva “normalidad”.

Todas esas cosas que parecía que no podían esperar, esperaron. Pero necesitábamos seguir trabajando. Y la solución pasaba, en la mayoría de casos, por el teletrabajo.

En 2020 no había muchas empresas preparadas en España para el trabajo en remoto, ya que apenas estaba empezando a implantarse tímidamente. El coronavirus aceleró el proceso a la fuerza, por lo que las compañías se vieron obligadas a realizar grandes inversiones para crear estructuras, facilitar equipos a los trabajadores, facilitar la logística, garantizar la seguridad del entorno laboral y desarrollar entornos colaborativos.

Tras un gasto tan elevado, el flujo migratorio de los trabajadores al campo y las ventajas del teletrabajo, todo parecía indicar que este modelo de trabajo había llegado para quedarse. Hasta se aprobó una ley de trabajo a distancia para regular la situación. Pero no ha sido así.

1.1. ¿Qué ha pasado con el teletrabajo después de la pandemia del coronavirus?

Se calcula que en el peor momento de la pandemia, el 20% de los trabajadores (unos 3,56 millones de personas) teletrabajaron en España. Y no nos fue tan mal.

  Tickelia participa en el Mobile World Congress 2020

Sin embargo, a medida que se iban levantando las restricciones, los trabajadores también empezaron a volver a las oficinas. De hecho, dos años después del estallido de la pandemia, solo un 13,75% de los empleados trabajaban a distancia. A finales de 2022 el porcentaje de trabajadores en remoto había descendido prácticamente a la mitad (9,6%).

1.2. El teletrabajo en 2023: ¿Fantasía o realidad?

A día de hoy, el teletrabajo ha quedado reservado para algunos sectores y compañías, y casi siempre combinado con un régimen de presencialidad parcial. Por lo tanto, podemos afirmar que el teletrabajo no ha venido para quedarse. Al menos en España, donde está en claro retroceso.

No hay que buscar muy lejos para encontrar las causas. Para empezar, la gran mayoría de las empresas se resisten al cambio por la anquilosada tradición de presencialidad en el lugar de trabajo. Es decir, que se escudan en la seguridad que les da tener al trabajador vigilado durante toda la jornada laboral.

Por otro lado, también hay compañías que alegan la insuficiencia de medios tecnológicos. Además, la ley del teletrabajo tampoco pone las cosas precisamente fáciles. En este sentido, la gran mayoría de empresas consideran que el trabajo en remoto es una ventaja para sus empleados y no un ahorro de costes, así que se niegan a pagar por ello.

Y luego están los trabajadores. Aunque la mayoría abrazan el cambio, otros prefieren no trabajar en remoto por varios motivos: falta de contacto social con los compañeros, dificultades para adaptar su hogar al ambiente laboral, problemas de desconexión laboral… Asimismo, más de la mitad de las organizaciones creen que si los empleados no están en la oficina no podrán construir las relaciones necesarias para progresar en su carrera profesional.

Analizamos la situación actual del teletrabajo y las diferencias entre empresas

2. ¿Cuáles son las consecuencias de no ofrecer trabajo en remoto?

La vuelta súbita a las oficinas no nos dejó tiempo para desarrollar una cultura empresarial que potenciara un cambio gradual y progresivo para todos los agentes implicados. Pero, a pesar de las cifras y de un futuro incierto, el trabajo en remoto no está exento de ventajas.

Según el estudio Reclutar, retener y crecer, elaborado por Poly en marzo de 2022, el 56% de las empresas es consciente de que comenzará a perder personal si no empieza a aplicar modalidades de trabajo híbrido. Es más, según un informe salarial de Hired de septiembre de 2022, las organizaciones que no ofrecen la posibilidad de trabajar desde casa tienen un 25% de posibilidades menos de encontrar trabajadores más capacitados. Esto implica que el teletrabajo se ha convertido en un recurso de las empresas para atraer y retener talento.

  Tickelia en el MWC18 ¿Cómo lo valoramos?

Y eso no es todo. Al margen de los beneficios medioambientales y de conciliación, el teletrabajo ha demostrado ser muy eficiente en cuanto a productividad.

Según el mencionado informe de Poly, el 72% de las empresas reconocieron un incremento medio de la productividad del 27%. El informe de Future Forum elaborado en colaboración con Pulse en octubre de 2022 eleva esta cifra hasta un 29% y añade que los trabajadores que disponen de un horario completamente flexible tienen una capacidad de concentración un 53% mayor que el resto.

Además, este último informe también concluye que las políticas flexibles de teletrabajo se han convertido en uno de los principales factores que han mejorado la cultura empresarial en los últimos dos años. Y, por supuesto, los trabajadores siguen sintiéndose conectados con los miembros del equipo, con la única diferencia de que el canal de comunicación es diferente.

3. ¿Cómo se gestionan las empresas que siguen ofreciendo régimen de teletrabajo?

Como mencionábamos anteriormente, uno de los mayores retos que planteó el traslado repentino de la oficina al interior de nuestros hogares en la pandemia fue estructural y logístico. Y, hoy en día, una gestión eficiente sigue siendo la clave para el éxito del trabajo en remoto.

Hay dos necesidades logísticas imprescindibles de las que toda empresa debe encargarse a nivel administrativo: la compra de material de oficina y la suscripción a programas informáticos. Es decir, los suministros de consumibles y las herramientas digitales.

  Tickelia en el Mobile World Congress 2019

Según el artículo 11 de la ley de trabajo a distancia, los trabajadores en remoto tienen derecho a la “dotación y mantenimiento adecuado por parte de la empresa de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo de la actividad”. Las necesidades varían dependiendo de cada trabajo, aunque las herramientas más básicas son las siguientes:

  • Un ordenador portátil equipado con cámara para las videollamadas.
  • Una silla ergonómica.
  • Material de oficina, como papel, bolígrafos y archivadores.
  • Los programas informáticos necesarios para desarrollar las tareas, comunicarse con el equipo, proteger la información y sincronizar el trabajo.

Comprar y contabilizar la compra del material de oficina y gestionar las suscripciones a programas informáticos cuando el equipo está descentralizado puede ser más complicado. A no ser que contemos con una herramienta que facilite y simplifique la labor.

Tickelia es un software de gestión de gastos corporativos 360º y en la nube, disponible en App móvil (en versión iOS y Android) y versión web que permite a las empresas gestionar las compras y suscripciones de manera sencilla y ágil. Todo desde cualquier lugar, ya sea a través de un teléfono móvil, una tableta o un ordenador.

Gracias a las funciones que ofrece Tickelia, las empresas pueden gestionar las compras, las solicitudes de los empleados y los pagos de manera eficaz, rápida y automática. Además, Tickelia incorpora filtros para crear flujos de aprobación previos al pago de cualquier compra o suscripción, de manera que tanto los responsables como el departamento de compras, tienen un mayor control y trazabilidad de todas las operaciones.

Pagos online, reportes de facturas, contabilización automática del gasto, analíticas de costes detalladas… Gestionar los gastos operativos a través de Tickelia facilita el control y reduce el tiempo invertido hasta en un 85%. ¡Pide tu demo hoy mismo y descubre todo lo que Tickelia puede hacer por ti!

Control, visibilidad y seguridad de las compras online y suscripciones de empresa con Tickelia

Descubre otros blogs de Tickelia

Etiquetas
Compartir
Raquel Ibañez
Directora de Marketing en Inology. Graduada en periodismo por la Universitat de Vic.
Categorías
  • Los artículos más leídos de Actualidad
  • Redes sociales
    Últimas noticias
    Newsletter
    Los artículos más
    leídos del Blog
    Solicitar demo

      Ver condiciones

      Artículos relacionados

      Con la aprobación en el Congreso de los Diputados de la Ley 18/2022, la Ley de Creación y Crecimiento de Empresas queda lista para su

      ...

      En un mundo donde la digitalización es la norma, las empresas cada vez se preocupan más y más por la Cloud Security de sus datos.

      ...

      Viajar en avión es una de las mejores formas de descubrir nuevos destinos, tanto dentro como fuera de España. Sin embargo, en el contexto económico

      ...

      En España, cada vez más, el proceso de digitalización empresarial se está convirtiendo en una realidad. Las empresas apuestan por optimizar sus procesos y dotarlos

      ...

      Tras un 2022 bastante convulso, llega un nuevo año que no parece traer demasiada calma en muchos aspectos que afectarán de manera directa tanto en

      ...

      El departamento financiero es, sin duda, uno de los pilares más importantes dentro de una empresa. Se trate de una PYME o una gran corporación,

      ...

      Solicitar una demostración

        Consigue la Guía rellenando este formulario

          ¡Descarga nuestra Guía sobre la digitalización de gastos de empresa!

          Descubre cómo automatizar el proceso de gestión de gastos y sus ventajas gracias a nuestra Guía completamente gratuita.