El SII y la inspección tributaria

El SII y la inspección tributaria

Mar 29, 2017 | Suministro Inmediato de Información

Artículo escrito por David Barcelona | Abogado Tributario

La Administración Tributaria puede iniciar un procedimiento de inspección respecto a nuestra entidad con el fin de realizar actuaciones de investigación y de inspección para verificar el cumplimiento de las obligaciones del contribuyente, esto se realiza para descubrir posibles actividades ocultas del obligado tributario y para obtener pruebas necesarias para la regularización y la elaboración de una liquidación.

Dicho de otra manera, el órgano de inspección tributaria puede incoar un procedimiento y, por tanto, requerirnos determinada información o analizar con detenimiento información detallada tributaria que ya ha obtenido con el fin de esclarecer una situación en concreto.

¿Qué facultades tienen los órganos de inspección?

 El órgano de inspección tributaria tiene una serie de facultades que se recogen en el artículo 142 LGT, estas facultades de inspección incluso pueden ir separadas de un procedimiento tributario:

 Examen de documentación de trascendencia tributaria. Las actuaciones inspectoras se realizarán mediante el examen de documentos, libros, contabilidad principal y auxiliar, ficheros, facturas, justificantes, correspondencia con trascendencia tributaria, bases de datos informatizadas, programas, registros y archivos informáticos relativos a actividades económicas, así como mediante la inspección de bienes, elementos, explotaciones y cualquier otro antecedente o información que deba facilitarse a la Administración o que sea necesario para la exigencia de las obligaciones tributaria. Si se incoa un procedimiento de inspección respecto al IVA declarado por nuestra entidad, esta va a tener que facilitar toda la documentación que pudiera contener información de relevancia tributaria respecto a la soportación y a la repercusión de este impuesto.

Con la entrada en vigor del SII, la Administración Tributaria va a disponer de determinada información contenida en el libro de registro de facturas emitidas y recibidas de forma telemática en un breve lapso de tiempo, lo que va a favorecer la materialización de esta facultad inspectora. A pesar de esto, también el órgano tributario va a poder requerirnos determinada información para su análisis, entre las que se pueden incluir incluso el examen de la factura en papel donde se establecen los campos que hemos remitido con anterioridad a la AEAT, por tanto, a pesar de la entrada en vigor del suministro de información inmediata del IVA, persiste la obligación normativa por parte de la empresa de conservar las facturas y tiques durante el plazo preceptivo al poder ser objeto de análisis en un posible procedimiento de inspección.

A pesar de esto, para evitar la acumulación de facturas en nuestra entidad y los posibles problemas relacionados con la conservación de estos documentos (como el posible deterioro), el legislador nos ofrece la posibilidad de digitalizar las facturas y equipararlas desde un punto de vista jurídico a la factura en papel, siempre que la imagen se realice de acuerdo con un software homologado por la Agencia Tributaria, de acuerdo a lo dispuesto en la ORDEN EHA/962/2007. Como el órgano de inspección puede analizar “bases de datos informatizadas, programas, registros y archivos informáticos relativos a actividades económicas” podemos disponer de todas las facturas digitalizadas en una base de datos centralizada con el fin de que el órgano lo pueda consultar como alternativa al documento original.

Entrada y reconocimiento de fincas. Cuando las actuaciones inspectoras lo requieran, los funcionarios que desarrollen funciones de inspección de los tributos podrán entrar en las fincas, locales de negocio y demás establecimientos o lugares en el que se desarrollan las actividades que se encuentran sujetas al impuesto.

Colaboración de los obligados tributarios. Los obligados tributarios deberán prestar la colaboración necesaria, incluso se les podrá hacer comparecer en el caso de que las funciones de inspección lo requieran.

Agentes de la autoridad. El órgano de inspección tributaria tiene catalogación de Agente de autoridad.

Inicio del procedimiento de inspección

– De oficio y mediante comunicación del órgano de inspección, aunque también se puede iniciar de oficio por el órgano de inspección sin comunicación previa.
– A instancia de parte por el obligado tributario en el caso de que este es objeto de inspección parcial y quiera solicitar actuación de carácter general.

Desarrollo del procedimiento de inspección

– Plazo de 12 meses desde que se notifica al obligado tributario el inicio de la inspección.
– Se puede ampliar a 12 meses más el plazo de inspección en el caso de especial complejidad de las actuaciones, cuando a lo largo de las actuaciones se pueda comprobar que el obligado tributario ha ocultado actividades económicas que realiza o cuando se consideren indicios de delitos contra Hacienda Pública y se remita al órgano competente.
– Cuando se realizan actuaciones relacionadas con la inspección no se consideran interrupción de la prescripción.
– En el caso de interrupción de la prescripción durante plazo de más de 6 meses por causas no imputables al contribuyente se considerará finalización del plazo máximo de duración del procedimiento.
– En el caso de que haya finalizado el plazo de inspección no se imputarán intereses de demora devengados desde la finalización de la prescripción hasta que finalizado el procedimiento.

Finalización del proceso

Cuando se han recabado pruebas o datos que fundamenten la liquidación del contribuyente aceptando su liquidación o proponiendo una nueva liquidación de acuerdo al análisis realizado.

¿Qué puede aportar Tickelia en el proceso de inspección tributaria?

Durante la inspección tributaria respecto a la declaración de IVA, el órgano inspector puede requerirnos determinada documentación o examinar determinada información ya presentada, uno de los documentos que se suelen requerir en estos casos es el registro de facturas emitidas y recibidas por la entidad donde se repercute y se soporte la declaración del impuesto a inspeccionar, así como las facturas originales.

Con la entrada en vigor del SII, la Administración Tributaria dispone de los datos de registro de facturación en un breve lapso de forma telemática (siempre que la empresa se encuentre acogida al SII), no obstante, todas las facturas emitidas y recibidas originales podrán ser requeridas por parte del órgano tributario con el fin de comprobar la declaración correspondiente y de proponer la liquidación de acuerdo a estas pruebas, por tanto, el hecho de solicitar la facturación declarada puede suponer un problema a la entidad inspeccionada, en tanto que se tendrá que acumular en archivo durante el tiempo preceptivo y, con el paso del tiempo, estos documentos pueden deteriorarse. Para evitar esta situación, nuestro software, que se encuentra certificado por la AEAT, equipara las imágenes realizadas al tique o factura en papel, por lo que no solo no se tendrá que guardar las facturas en papel, sino que evitará el deterioro de las mismas.

Artículo escrito por David Barcelona | Abogado Tributario

Artículos relacionados